Gamer de Play Station, ahora conducirá las 24 horas de Le Mans

El joven "gamer" de 26 años, le debe su lugar en la carrera mundial de resistencia de 24 horas a su destreza con la consola PlayStation 3

Por bbc mundo

El español Lucas Ordóñez, licenciado en un Maestría en Administración de Negocios, comenzó siendo fan de los videojuegos de automovilismo desde el sofá de su casa y este fin de semana correrá en un auto real una de las pruebas más importantes del mundo, las 24 horas de Le Mans.

Su sueño de ser corredor profesional comenzó a tomar forma en 2008, cuando participó en una competencia organizada por Nissan y PlayStation, la GT Academy. Fanático del juego Gran Turismo 5 Prologue, fue el campeón entre 25 mil participantes.

El objetivo de la competición era ver si un jugador de videojuegos podría ser un corredor real, y Ordóñez pareció demostrar que sí.

Sin embargo, su contacto con los autos de carrera no se limita a la consola: además de tener pilotos profesionales en la familia, Ordóñez obtuvo la licencia de corredor internacional luego de correr en 15 carreras en el Reino Unido.

Además era un hábil piloto de karting hasta que la falta de financiación le hizo dejar la consola por los libros.

HISTORIA FANTÁSTICA

“Todos los días tenía el MBA a la misma hora, así que cuando llegaba a casa a las 10 de la noche encendía la PlayStation e intentaba darle dos o tres horas al día. Eso es todo”.

“Pasar más de tres horas al día es imposible. Los ojos se te ponen rojos y es horrible. Tienes que ser realmente constante. Durante un mes pasé tres horas al día. Ese era mi plan, y esa fue la manera en que gané el premio”, le dijo a Reuters.

Desde luego que el sofá tiene sus beneficios: “en la PlayStation puedes entrenar todos los días en casa en el sofá y estrellarte, reiniciar y no pasa nada”.

“El Gran Turismo de PlayStation es un simulador realmente bueno y realmente ayuda, no solo a mí sino también a los demás pilotos, a conocer las marchas y qué velocidad puedes llevar en el circuito de Le Mans, por ejemplo”, dijo Ordóñez.

En Le Mans compartirá el Signatech Oreca Nissan LMP2 con sus compañeros de equipo franceses Soheil Ayari y Franck Mailleux.

“Puedes aprenderte todos los puntos de frenado, así que es muy útil. Por supuesto, no es conducción real ni la vida real”.

“Soy el más rápido en esto”, dijo. “Ahora tengo que ser el más rápido en la vida real”.

Después de este fin de semana, a Ordóñez le esperan carreras en Italia, Reino Unido, Estados Unidos y China.

“Descansado y sintiéndome fuerte. Toca día largo pero entretenido con el #DRIVERSPARADE! a estar calmado para mañana”, dice este viernes el piloto.
 

Loading...
Revisa el siguiente artículo