Steve Jobs hace oficial su renuncia como CEO de Apple

Steve Jobs, anunció su renuncia como CEO de Apple, y por lo pronto continuara en su lucha contra el cáncer

Por:

El legendario co-fundador de Apple y uno de  sus principales ideólogos, Steve Jobs, renunció como presidente ejecutivo el  miércoles, según la compañía, un paso largamente esperado desde que empezara su  lucha contra el cáncer.

En un comunicado, Apple anunció que el actual director de ventas y  operaciones, Tim Cook, será el próximo presidente ejecutivo y que Jobs seguirá como presidente del directorio.

“Siempre dije que, si llegaba el día en que no pudiera cumplir con mis deberes y las expectativas como director de Apple, sería el primero en hacerlo  saber”, escribió en una carta al consejo de administración.

“Así que dimito como director general de Apple”, añadió.

“La visión y el liderazgo extraordinario de Steve salvaron a Apple y la  guiaron a su posición de compañía tecnológica más innovadora y más valiosa del  mundo”, declaró por su parte Art Levinson, en nombre del consejo de  administración.

“Steve aportó innumerables contribuciones al éxito de Apple y atrajo e  inspiró a empleados inmensamente creativos y un equipo de dirección de clase  mundial”, añadió.

Jobs, de 56 años, estaba de baja por enfermedad desde el mes de enero, por una duración indeterminada. Tuvo un transplante de hígado hace dos años, y  sobrevivió a un cáncer de páncreas en 2004.

Jobs estuvo presente en la conferencia de apertura de WWDC 2011, en San Francisco. Ese acto supuso su segunda comparecencia pública desde enero.

Acudió a una reunión a puerta cerrada con el presidente estadounidense, Barack Obama, en febrero, y se encargó de presentar el iPad 2 en marzo.

“Creo que los días más brillantes e innovadores de Apple aún están por llegar”, afirmó en la carta, añadió: “y espero seguir contemplando y contribuyendo a ese éxito desde una nueva posición”.

En febrero fue fotografiado en la misma clínica donde recibió tratamiento por cáncer del páncreas el fallecido actor Patrick Swayze.

Jobs se tuvo que retirar durante varios meses a principios de 2009 para tratar lo que denominaron “desequilibrios hormonales”, aunque luego se supo que se había sometido a un trasplante de hígado en abril de ese año en un hospital de Tennessee.

¿QUIÉN ES EL NUEVO GRAN JEFE DE APPLE?

Tim Cook, el director de Operaciones de Apple, es una persona a la que le gusta que la compañía opere a la perfección. Gracias a su trabajo los números financieros de la empresa son positivos, las ganancias elevadas y los costos bajos.

Se le conoce además por compartir con Steve Jobs -a quien relevará en forma temporal durante una licencia médica- una fuerte pasión por la empresa y un estilo de liderazgo que gusta de revisar, cuestionar y autorizar cada detalle del trabajo de su área.

No se sabe cuánto tiempo estará Cook al frente de la empresa de la manzana mordida, pero no es la primera vez que tiene que navegar el barco cuando el capitán está indispuesto.

Cuando Jobs tomó una licencia médica -para someterse a un trasplante de hígado- a finales de 2008, Cook lo reemplazó de manera exitosa.

Durante los primeros seis meses de 2009 las acciones de Apple se elevaron un 70%, a pesar de una caída inicial tras conocerse la salida temporal de Jobs.

De hecho recibió un bono especial de US$5 millones por su “excepcional desempeño” durante ese periodo.

“Lo más importante que alguien de fuera debe saber es que cuando Steve no está cerca, Tim Cook tiene capacidad de sobra para manejar la compañía en forma bastante efectiva”, aseguró Michael Gartenberg, analista de Gartner, una empresa de investigación del sector.

“Adicto al trabajo”

Cook cuenta con tres décadas de experiencia en la industria tecnológica en donde previamente ha laborado en empresas como IBM y Compaq.

El líder interino de Apple llegó a la empresa en 1998, justo después del regreso de Steve Jobs a la compañía. Frecuentemente se le menciona como candidato a dirigir otras empresas tecnológicas, pero hasta ahora se ha mantenido fiel a los colores de la empresa con sede en Cupertino, California.

Entre otras cosas se le conoce por su eficiencia. Tras su llegada a la compañía se encargó de cerrar fábricas y deshacerse de inventario para lograr que la empresa redujera sus costos y siguiera siendo viable.

Después realizó alianzas con fabricantes asiáticos para que se encargaran de producir los componentes de algunos de sus artículos.

Poco a poco se ganó la confianza de Steve Jobs hasta el punto de que muchos lo consideran como su hombre de confianza.

The New York Times publica que Cook está más a cargo de Apple que lo que la gente cree y asegura que así como Jobs es “obsesivo con los detalles de los productos”, Cook lo es con los “detalles de la operación”.

Según un perfil publicado en 2008 por la revista Fortune, Tim Cook es “un adicto al trabajo cuyos únicos intereses además de Apple parecen ser el ciclismo, el aire libre, y el equipo de fútbol americano de Auburn”.

Quienes lo conocen aseguran que aunque comparte el fervor por la empresa con Steve Jobs, su carácter es diametralmente opuesto. Cuando Jobs se exalta, Cook permanece calmado.

Ceño fruncido y falta de expresión son algunas de las características que le achaca Fortune. La publicación también asegura que en las reuniones se le conoce por sus “largas e incómodas pausas” y por las barras energéticas que consume.

¿A largo plazo?

Lo que siembra dudas no es la capacidad de Cook para llevar el barco a buen puerto, sino por cuánto tiempo tendrá que navegar.

La última vez que Jobs se dedicó a atender su salud anunció con claridad que sería sólo por seis meses. En esta ocasión no mencionó fechas.

Lo único que dejó para la especulación es que Cook estaría al mando para comandar los “emocionantes” anuncios de la empresa durante 2011. ¿Significa eso que Jobs estará ausente todo el año?

“No hay nadie en este país que pueda reemplazar a Steve Jobs” dijo Charles Wolf, analista de Needham & Company.

“Éste no es sólo un asunto de Apple, es un asunto del país. Se puede argumentar que es el innovador más grande de los últimos 100 años. Sería una pérdida para los negocios estadounidenses si no regresa”, afirmó.

La salud de Jobs está en el centro del debate y la especulación, y no se sabe qué tan delicada es su situación actual

Eso provoca nerviosismo en los mercados, aunque Tim Cook ya ha demostrado que tiene la receta para tranquilizarlos.

Pero si se encuentra con que tiene que zarpar durante un buen periodo de tiempo -o incluso asumir el mando de capitán en forma permanente- las olas de los mercados podrían cambiar su altura y dirección.

Loading...
Revisa el siguiente artículo