Recomendaciones para no desprestigiarte en las redes sociales

Para evitar ser desprestigiado en la web, sobre todo en redes sociales, te traemos un par de recomendaciones

Por:

A medida que las redes sociales continúen en crecimiento, la integración en las actividades y rutinas diarias que realizamos se va intensificando y por lo tanto la posibilidad, por ser un espacio público, que nuestras personas queden desprestigiadas por algún error humano, directo o indirecto, que experimentemos.

Por lo antes mencionado, recomendamos seguir estos simples consejos para reducir al mínimo, en lo posible, las oportunidades de que quedemos desprestigiados en algún momento:

En Twitter:
    1.    No comentar públicamente temas de raza y credo.
    2.    Utilizar los mensajes directos para tratar temas sensibles.
    3.    Asegurarse que se esté utilizando mensajes directos y no menciones (han habido muchos casos de esto).
    4.    Abstenerse de publicar opiniones sobre tus empleadores.
    5.    No utilizar las redes sociales cuando se esté bajo la influencia del alcohol.
    6.    Utilizar la función de bloqueo para filtrar gente que no queremos que se entere de nosotros, no sólo para bloquear spammers.

En Facebook:
    1.    Utilizar las funciones de listas para distinguir amigos de colegas y conocidos.
    2.    Tener diferentes niveles de privacidad: leve, medio y extremo; sobre todo para las fotos relacionados con nosotros.
    3.    Abstenerse de comentarios ofensivos hacia terceros que pueden ser utilizados en nuestra contra.
    4.    Utilizar los mensajes para tener conversaciones confidenciales.
    5.    No colgar fotos que puedan ser utilizadas en nuestra contra (ej. bajo la influencia del alcohol, con “amig@s”, etc.)
    6.    Desetiquetarse de fotos de terceros en las que no queremos aparecer.
    7.    Incrementar los niveles de privacidad para que las fotos e información sólo pueda ser vistas por amigos y no por “amigos de nuestros amigos”.

En LinkedIn:
    1.    Evaluar a los profesionales que solicitan agregarse a tu red de contactos.
    2.    Asociarse con grupos que tengan intereses en común.
    3.    Desafiliarse de los grupos que hayan cambiado su tono de conversación.
    4.    Participar en las discusiones en grupo con una visión objetiva y separando lo personal de lo profesional.
    5.    Actualizar las informaciones relacionadas con nuestros perfiles, incluyendo fotos y metas alcanzadas en nuestras posiciones actuales y pasadas.
    6.    Cuidar a nuestra red de contactos como nuestro activo más preciado, si alguien solicita que lo introduzcamos a uno de nuestros contactos, preguntar cuál es el objetivo; es nuestra reputación la que está en tela de juicio.

En YouTube:
    1.    No colgar videos de nosotros que puedan ser utilizados en nuestra contra.
    2.    Tomarse el tiempo de editar los videos prestando atención a detalles como: fotos en el fondo, detalles de la ropa, imágenes de terceros, postura del cuerpo, las faldas (importante para las mujeres), que no se muestre ninguna parte íntima, ni ropa interior.
    3.    Activar la privacidad para que no se puedan descargar nuestros videos.
    4.    Todos los videos que se cuelgan en YouTube vienen de algún evento offline. Al momento de tener un presentación pública, tenemos que estar conscientes que en algún lado, alguien tiene una cámara de video o un teléfono inteligente. Cualquier traspié en el mundo offline, repercute en el online.
Conclusión

Para poder mantener nuestra imagen en el mundo offline y en el online, tenemos que estar pendientes en todo momento que, para aquellos que son figuras públicas, nuestra reputación puede ser afectada en cualquier momento y con un minúsculo detalle.

Loading...
Revisa el siguiente artículo