Enfermedades psicológicas causadas por el Internet

El internet revoluciono al mundo, pero sabías que existen personas que son adictas a el y que esto ya se considera una enfermedad

El sitio techhive.com/ realizó una lista de las enfermedades psicológicas de las que somos víctimas hoy en día a causa del Internet y de los smartphones.

Ahora estamos bombardeados diariamente, minuto a minuto de fotos, videos, Instagram, Twitter, gatos, comida y demás en nuestras redes sociales.

Por esto que vivimos a diario han habido algunos descubrimientos de trastornos mentales vinculados con el uso de nuevas tecnologías.

Checa esto y cuéntanos si has tenido alguno o a algunos síntomas.


El primero es: El síndrome de la vibración fantasma

Sentir que el celular “timbra” en el pantalón o la bolsa sin que ocurra de verdad, se llama síndrome de la vibración fantasma. Distintos estudios internacionales reflejan que entre 68 y 89% de los usuarios de celulares presentan este tipo de trastorno. Uno realizado por la Revista Médica Británica en Massachussets señala que 68% de los encuestados sufre el síndrome. Mientras que la Universidad Indiana Purdue, descubrió que 89% siente que le vibra su teléfono.

El segundo es La Nomofobia. Este término, derivado de las tres palabras no, móvil y fobia habla por sí mismo. Describe la angustia causada por no tener acceso al celular, y puede variar desde una ligera sensación de incomodidad hasta un ataque grave de ansiedad. Efectivamente, muchos son propensos a experimentar miedo al darse cuenta que su móvil no está donde debería estar.

 

Suena raro pero es cierto, Cibermareo o Cybersickness Esta palabra fue acuñada en los años 90, cuando aparecieron los primeros dispositivos de realidad virtual. Hace referencia al mareo que sienten los usuarios de aparatos de realidad virtual, y que son parecidos a los que algunas personas sufren cuando viajan en un medio de transporte. Solo que permaneciendo inmóviles.

Depresión del Facebook. Algunas personas se deprimen porque tienen muchos contactos en las redes sociales, otros por la falta de ellos. Lo más habitual es entrar en Facebook para  alabar a los amigos, subir fotos o escribir sobre acontecimientos agradables. Pero los usuarios que pasan mucho tiempo en las páginas de redes sociales de otras personas suelen sentirse deprimidos por su vida cotidiana.
 

Dependencia de videojuegos en línea. Esta dependencia está muy extendida. Recientemente, para rehabilitar a los que padecen esta enfermedad, se han creado varios programas consistentes en 12 fases, igual que la terapia de alcohólicos anónimos.
 

Cibercondria. Otro trastorno muy común. Los que lo sufren se convencen de que padecen alguna o varias enfermedades de cuya existencia se han enterado en Internet. El problema es que uno puede empezar a encontrarse realmente mal a causa del efecto nocebo, lo contrario al efecto placebo.

Efecto Google. Es cuando nuestro cerebro se niega a recordar información como consecuencia de la posibilidad de acceder a ella en cualquier momento. ¿Para qué aprender algo de memoria si los buscadores nos permitirán encontrar cualquier dato cuando lo necesitemos? El problema es que esta enfermedad pueden padecerla no solamente los que no tienen ganas de memorizar, sino que todos los usuarios de Internet son susceptibles de sufrirla.

Loading...
Revisa el siguiente artículo