Instrxns pa’ txtear

“Pa q chks ste txt tndrs q pnsr cmo n we q c komunik pr cel”.

Por Eduardo Navarrete, Editor general de la revista Dónde Ir

PASO 1. Se trata del tiempo. El preciado tiempo ya no alcanza para escribir con las reglas elementales para darte a entender como la gente (ya no digas, decente). Tiempo que arrebatar al iPhone, al chat o al feis´. No tns k nvrtr tmpo si sbs k l otro we t va a ntndr. 

PASO 2. No hay asombro de por medio. Si el medio ofrece banalidad, comida chatarra, saturación sensorial y formas sumamente simples de sobornar la inmediatez, ¿qué nos haría pensar que el lenguaje –carta de presentación de la mente– no se viera igualmente arrugado? Los 12 segundos ahorrados en escribir más corto el What-sapp, serán contundentemente, de una utilidad crucial para el desarrollo evolutivo de la humanidad.

PASO 3. Vence la inmediatez. Con el celular –que ha pasado de ser un aparato para recibir y hacer llamadas, a una indispensable sombra­– viene la prestidigitación de botones para armar un mensaje con el menor número de tecladazos y la oportunidad de decir más con menos, del modo más rpdo posible y spr kool.

Con la promesa tecnológica y la cultura del desgano, el chat, la conversación frívola y hasta hueca se han apoderado de una bandera generacional que muestra el desdén no sólo en su escritura, sino que hablar con alguien es como prender la tele (y en el nueve).

PASO 4. In. Estar “conectado” literalmente es estar IN, sin importar si eres un chofer de una mensajería, un nini o una cougar. Estas comunicaciones suelen ser ligeras o casuales –K nda komo tas??? Io aKi kaNsaDon, pro chdo!!!–.

Escribir y recibir txts es una forma de estar ligado y conectado, así sea en la superficie. Ya no importa la calidad, sino el hecho de estar IN. Modismos y neologismos se visten con reglas de cualquier naturaleza: T vs ftl!! EL MENSAJE CON MAYÚSCULAS aduce que estás PONIENDO UNA GRITONIZA ejemplar. Y si combinas mayúsculas con minúsculas, súper original y retro te leerás.

PASO 5. La ka. El uso kañón de la K, letra en franco desuso, vuelve la comunicación rebelde y con karakter. Mientras tanto, los depositarios emocionales de lo que no se pudo transmitir por medio del texto terminarán por descansar simplemente como : ).

Desafiar la naturaleza del arte comunicativo nunca estuvo más a la mano: ¡en nuestras propias células!
Nmás x no djar. Tu k uso l das al cel?

Eduardo Navarrete, editor general de la revista Dónde Ir

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo