Un videojuego que simula una enfermedad mental

El desarrollador de Hellblade, Ninja Theory, ha sido claro sobre el deseo de utilizar los videojuegos para contar historias sobre la salud mental

Por VICE

Mientras navegaba por ilusiones y me abría paso a través de los ayudantes del dios Valravn, oí un sonido familiar.

"Cuando la oscuridad habla, cambia todo, convierte el hogar en una tierra ajena y a los seres queridos en extraños", decía la voz. "El exilio tiene sentido cuando te das cuentas de que nunca estuviste en casa realmente".

Las ilusiones, los susurros, y las ideas extrañas son parte de un videojuego llamado Hellblade: Senua's Sacrifice y, dentro de este contexto, la oscuridad es una metáfora para las enfermedades mentales. Lo sé porque es parte del anuncio del juego. El desarrollador de Hellblade, Ninja Theory, ha sido claro sobre el deseo de utilizar los videojuegos para contar historias sobre la salud mental.

Hellblade cuenta la historia de Senua –una guerrera en su búsqueda para liberar el alma de su amante muerto. Para hacer eso, tiene que ir en un viaje a través del infierno Viking y enfrentar sus demonios personales, así como los horrores de la vida después de la muerte. Esos demonios personales están más aterradores que cualquiera de los desafíos más convencionales del juego.

Así está la cosa, Senua sufre de psicosis. Ese es el término clínico –más común en el Reino Unido (donde se encuentra Ninja Theory) que en los Estados Unidos– para una gama de síntomas generalmente ligados bajo el diagnóstico de esquizofrenia. Senua, al igual que otras personas con la misma condición, oye voces que no están ahí y ve cosas que no son reales.

Conoce más de este videojuego en CREATORS PROJECT

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo