FOTOS: Extrañas construcciones arquitectónicas creadas en México

Arquitectura Libre, es el proyecto fotográfico del mexicano Adam Wiseman que captura las casas, parques y salones más curiosos de México.

Por VICE

Construcciones arquitectónicas que parecen dar oídos sordos a su entorno y a la imperante necesidad social por formar parte de una estética comunal, se levantan en algunas zonas rurales de México declarando ese espacio como propio.

Te puede interesar: El mexicano cada vez busca casas más sencillas y amplias

Las casas, capturadas por el veterano fotógrafo mexicano Adam Wiseman, con quien habíamos platicado anteriormente en VICE para la columna de foto Ojo Mucho Ojo, muestran una aproximación aparentemente anarquista —e íntimamente surrealista— a la arquitectura de casas, parques, salones o centros que solamente se guiaron por una bujía: los deseos del constructor.

El proyecto fotográfico de Wiseman, nombrado apropiadamente como Arquitectura Libre, es una cacería de construcciones llenas de color, vitrales e inesperados giros arquitectónicos, que han pasado a formar parte indeleble del entorno en el que conviven. La facción trágica es que, muy seguido, los sueños de los constructores y arquitectos rara vez terminan por ser consumados por medio de habitar la vivienda y se quedan como casas fantasmagóricas de los lejanos mecenas de su construcción.

“El dinero es enviado, una casa es imaginada y concebida, luego descrita e interpretada”, escribe Wiseman en su sitio. “Lo que es finalmente construido coincide rara vez con lo imaginado. Lo que es finalmente construido rara vez es habitado. Muchos no pueden vivir donde trabajan; trabajando para vidas que no pueden vivir”.

Platicamos con Wiseman para conocer más sobre el proyecto. El proceso de ubicación, selección y atractivo para recorrer la república en busca de casas y locaciones construidas a partir de Arquitectura Libre. Puedes leerla y ver más fotos, abajo.

¿Cómo empezó el proyecto Arquitectura Libre?

Adam Wiseman: Empezó cuando viajamos mi esposa y yo por las carreteras de México. Nos dábamos cuenta de las casas con un estilo excéntrico que aparecían en los pueblos y el campo. Mi esposa Annuska fue el gran impulso detrás de este proyecto, años atrás hizo que me diera cuenta que detrás de estas casas había algún fenómeno importante, por lo tanto, una investigación más allá de una serie fotográfica por ser curiosas era necesaria. A Annuska se le ocurrió el nombre porque es una manera de construir sin arquitecto; libre de las constricciones de la arquitectura formal y los gustos de moda.

Veo que las casas están por todo México, ¿cómo pudiste localizarlas?

Al principio las veía en mis viajes por la República de manera azarosa, con el radar siempre puesto y la cámara lista. Después de tomar el proyecto más en serio e investigar acerca del fenómeno empecé a identificar pueblos y zonas con altas tasas de emigración, y estos siempre tenían muchas casas de este estilo, construidos con las remesas del inmigrante en EU.

¿Cuál es el criterio para seleccionar las que pertenecerán al proyecto?

El criterio varía dependiendo de por qué estoy haciendo la selección: haré una edición para una galería en Londres, y otra para la publicación en revista o para un libro, por ejemplo. Mientras maduraba el proyecto las fotos empezaron a ser más formales y coherentes. Mi intención fue documentarlas con la seriedad de cualquier proyecto arquitectónico "importante", prestarles la misma atención a detalle y dignidad. Mientras más aprendía, más quería comunicar el enorme esfuerzo y gran creatividad detrás de estas casas y evitar una reacción superficial del: "qué chistoso".

¿Qué piensas que es lo más atractivo de estas casas?

Me parece que son una expresión de los deseos del dueño. Muchos construyen estas casas y, sin embargo, no podrán vivir en ellas porque las casas están en sus pueblos pero ellos no. Toman el lugar del ausente. A diferencia de las casas de la clase media en la ciudad de México que se parecen tanto una a la otra, cada uno de estas casas es distinta y refleja los gustos individuales de cada autor.

A veces resulta en una combinación de gustos por la colaboración entre familia: supervisando la construcción e interpretando lo que quiere el autor desde Estados Unidos. A veces evolucionan a través del tiempo combinando diferentes estilos arquitectónicos que inspiran al autor en distintos momentos de su vida en otro país. En suma me interesa cómo estas casas tienen una lectura socio-antropológica de una simbiosis cultural, pero igualmente una lectura conceptual donde se manifiesta de manera física una fantasía casi imposible de vivir.

¿Cuál fue la mayor dificultad para poder fotografiarlas?

Cuestiones técnicas de luz, encuadre, coches estacionados etcétera, pero también en algunos lugares fue complicado por llamar la atención en sitios donde hay mucha desconfianza, sobre todo de cualquier persona con una cámara.

Adam finaliza contando que el proyecto, en realidad, aún no está terminado y que está preparando nuevas entregas en su sitio gracias al apoyo de una beca del Sistema Nacional de Creadores de Arte del FONCA.

También puedes ver:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo