Café Pendiente: Dona una bebida a quien la necesite

Redes. Café Pendiente es un proyecto que inicio en Italia, pero ha tenido eco en otros países como España. Ahora llegó a México.

En México, hay más de 50 millones de personas que no tienen lo suficiente para vivir. Algunas veces, ni siquiera les alcanza para comer. ¿Ni para un café por la mañana? Menos, eso es un lujo.

Tras la crisis económica en España, la gente que podía comprarse un café, decidió pagar uno extra. No para un amigo o conocido, sino para quien lo necesitara.

Café Pendiente nació en Italia y desde septiembre se realiza en 12 ciudades mexicanas, entre ellas Tijuana, Torreón, Guadalajara, Cuernavaca, Mérida y Colima.

Fabiola Kun, quien empezó con esta iniciativa en México, dijo que participan más de 60 cafeterías, restaurantes y taquerías mexicanas.

“El nombre del café es un símbolo, porque así empezó en Italia. Nosotros vamos más allá; es cualquier alimento. Tenemos un logo de Taco Pendiente para las taquerías”, dijo en una entrevista con Publimetro.

Cuando Fabiola leyó acerca de lo que se hacía en Italia, aunque le pareció una buena idea, no pensó que pudiera pasar lo mismo en México.

Tiempo después, investigó y encontró que había una página de Café Pendiente en México y otra en Argentina. En Facebook, la mexicana tenía 200 likes y la argentina más de 40 mil. Quiso revertir esto.

Compró el dominio mexicano y contactó a las administradoras del sitio argentino, quienes les obsequiaron las imágenes, los textos y el logo de la iniciativa.

Kun las cambio dándoles un estilo mexicano, y “se lanzó como el Borras”. Nunca se imaginó que, después de pro- mocionar en redes sociales, la convocatoria se volviera viral en dos meses

Fabiola da los materiales para promocionar el proyecto a aquellos dueños de negocios que quieran sumarse. Además, firman una hoja de principios para que se comprometan a dar el alimento

Y, ¿cómo se entera la gente?
El establecimiento invita a las personas de escasos recursos a que pasen a sentarse junto con los otros comensales y pruebe el platillo que ya fue apartado para ellos.

Si alguien no pasa ese día por el local; entonces, la comida se empaca y se reparte en la calle. También puedes pedir un vale y se lo regalas a alguien que lo necesite.

Fabiola Kun quisiera que hubiera cafés pendientes en más lugares y por más tiempo. “No queremos que se quede en moda; nos gustaría que sea costumbre pensar en otro cuando vas a comer”.
 

Sigue los detalles en @ mxcafependiente

También puedes leer

Art District Bazar, arte y creatividad para regalar

Beer Fest: La cerveza artesanal

Qué hacer en el DF el fin de semana

Loading...
Revisa el siguiente artículo