La columna de GBM: La primera cosa que debes hacer cuando te pagan

Imagina que tu jefe ha decidió darte ese aumento que querías, y uno de tus planes es empezar a ahorrar con lo que te sobre; sin embargo, debes tener algo muy claro : ¡Nunca te va a sobrar!

Por Vicente Andraca

Imagina lo siguiente: Tu jefe por fin ha decidido darte ese aumento que desde diciembre del año pasado le andas pidiendo. ¡No puedes estar más feliz! y ¿Quién no lo estaría?

No sólo te alcanzará para más cosas, por fin vas a empezar a ahorrar o al menos es lo que tienes en la cabeza. Hasta tienes un plan: “De lo que me sobre, voy a guardar la mitad en mi cochinito”.

Sin embargo, debes tener algo muy claro: ¡Nunca te va a sobrar! En cuanto ganamos más, ajustamos nuestro nivel de vida a un nuevo nivel sin darnos cuenta.

“Ahorrar lo que nos sobra” no es una opción porque nunca nos sobra y lo que nos llega a quedar no dura mucho en nuestra cartera, ¿Verdad?

Lo primero que debes hacer cuando te cae la quincena es: ¡Pagarte a ti mismo!

Esta acción quizá no te abrirá las puertas del cielo, pero por lo menos te dejará un paso más cerca de conseguir tus metas financieras.

Al hacerlo, empezarás a ahorrar y te verás obligado a usar tu dinero de manera más inteligente. Obvio, tendrás menos, por lo que tendrás que administrarlo mejor.

Para hacerlo más fácil toma estas 3 recomendaciones: 

Fija un porcentaje cómodo y luego ajusta: Ahorrar el 80% de nuestro sueldo es casi imposible para la mayoría de las personas y además es insostenible. Con el tiempo seguro tendrás que tomar parte de ese ahorro para enfrentar diversas situaciones. 

Lo mejor es empezar con un porcentaje que te sea cómodo y que no ahogue tus finanzas. Con el tiempo deberás empezar ajustes para aumentarlo.

Ponlo en un lugar seguro: Empieza por crear una cuenta especial donde coloques ese ahorro. Así evitarás las tentaciones que revolotean sin parar y que siempre nos hacen resbalar. Opta por una cuenta de inversión como piggo, para que tu dinero te genere beneficios y no sólo esté roncando en una bóveda.

Automatiza: Esto no funciona sin constancia y para que no te ‘hagas pato’ programa tus depósitos en el momento justo. Y sobre todo para que no puedas aplicar el ya famoso ‘mejor lo dejamos para otro día’.

Mantén en mente, que al pagarte ese pequeño gran monto de tus ingresos estás construyendo un mañana envidiable para las persona o las personas más importantes para ti.

¡Da el salto! y no vuelvas a decir que no se puede ahorrar, si ni siquiera lo has intentando al menos una vez.

No olvides que el mejor momento para empezar a ahorrar no es mañana ni al rato, es ahora mismo.

Loading...
Revisa el siguiente artículo