Sonriente perro ayudó a su dueña a comprometerse en matrimonio

Según su dueña, cuando lo adoptó fue "amor a primera vista".

Por:

Esta tierna historia se desarrolló en Fresno, Estados Unidos. Lisa Reilly, la dueña del pitbull llamado “Meatball” o “Meaty” para sus conocidos, cuenta que cuando lo vio por primera vez en una fotografía a través de la página de Facebook de un refugio regional, quedó totalmente enamorada. 

Desde luego, inmediatamente decidió adoptarlo. Pero no todo fue felicidad al comienzo de la relación. 

Según Lisa, “Meaty” era un cachorro bastante difícil y con problemas de comportamiento. 

El primer día fue todo un caos: 

“Todo salió mal: Desperté sólo para encontrar un mar de zapatos masticados; me ladraba cada vez que no lo alimentaba a tiempo, perseguía a mis perros más pequeños y cuando lo sacaba a pasear, simplemente se acostaba y no caminaba más lejos. Ni siquiera haré mención a sus ronquidos y exceso de gases. Era toda una joya”. 

Cuando Lisa recogió a “Meaty” del refugio, le pidió ayuda a un hombre con el que había tenido una “increíble” cita apenas unos días antes. Era él mismo quien cargaba al curioso perro cuando se tiraba en la calle y decidía no caminar más. 

Afortunadamente, la dueña del conflictivo pitbull decidió llevarlo a entrenar, y la idea funcionó bastante bien. 

“Por fortuna mi novio se quedó cerca, aunque creo que fue únicamente por Meaty. Se dedicó a trabajar con él y ahora incluso se sienta hasta esperar que le demos permiso de comer”. 

Definitivamente, “Meatball” creó un estrecho lazo con Joe, el novio de Lisa. Él fue capaz de enseñarle a comportarse, pero no sólo eso. 

Un día Joe decidió ir más allá y enseñarle al perro a balancear la caja de un anillo de compromiso sobre su cabeza. Sí, así pensaba pedirle matrimonio a Lisa. 

La misión fue un éxito. “Meaty” estaba vestido con un elegante smoking para la ocasión, y la joven no pudo negarse a esta tierna propuesta de matrimonio. 

Instagram

Foto:

Ahora los tres son una familia orgullosa y feliz. Tanto que Lisa decidió contar esta historia en le foro de “Petco”, una tienda y estética para mascotas. 

Loading...
Revisa el siguiente artículo