Este es el plan que necesita la CDMX para evitar colapsos ante sismos

Para ello se requieren más de 231 millones de pesos, según informó el Instituto para la Seguridad de las Construcciones de la capital

Por Oscar Santillán

Para evitar colapsos masivos la Ciudad de México requiere más de 231 millones de pesos para poner en marcha tres acciones que mitigarían los estragos de los movimientos telúricos, según refiere un estudio entregado por el Instituto para la Seguridad de las Construcciones de la capital (ISCDF) al Senado de la República.

Se trata de  un estudio sobre la vulnerabilidad estructural de las edificaciones ante sismos; de una investigación sobre la brecha de Guerrero, donde se espera que se dé un fuerte movimiento telúrico de la misma o mayor intensidad que el sismo de 1985. Así como la creación de una red de edificios instrumentados.

Estudio sobre vulnerabilidad estructural

El estudio se aplicaría, señala el Instituto, en los 260 mil edificios que se ubican en la mayor zona de riesgo sísmico de la Ciudad de México.

De acuerdo a los cálculos realizados por la dependencia local, considerando el traslado, el tiempo de recorrido y la elaboración de la cédula, el costo por edificio sería de 800 pesos, por lo que se requieren 208 millones de pesos para atender la totalidad de edificaciones.

Los especialistas que desarrollarían el estudio son los Directores Responsables de Obra y los Corresponsales en Seguridad Estructural. Por ello se solicitarían 200 auxiliares “de la Administración activos” para ser contratados, por lo cual estimó el ISCDF el estudio se realizaría en 4.5 años.

Instrumentación de la Brecha de Guerrero

Debido a que diversos sismólogos han advertido la posibilidad de que se registre un sismo de magnitud igual o mayor a 1985, el ISCDF señala que es urgente que se lleve a cabo una investigación sobre la brecha de Guerrero.

Para ello se considera a un grupo interdisciplinario de investigadores del Instituto de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México y del Centro Nacional de Prevención de Desastres (CENAPRED).

“Para tal efecto, se emplearía un equipo electrónico especializado sismo-geodésico, el cual, por una parte registra las mediciones geodésicas del Sistema Satelital de Navegación Global y el movimiento sísmico por medio de un acelerómetro trivial, con el fin de combinar los dos registros y corregir el posicionamiento preciso de los puntos de estudio”, detalla el informe en poder de Publimetro.

En consecuencia tendrían que instalarse 120 estaciones de equipo sismogeodésico a cada 15 kilómetros en dos líneas paralelas a los largo de la costa de Guerrero, por lo que se contemplan al menos dos años para la realización de esta acción.

La inversión inicial sería  de 20 millones 868 mil pesos y el gasto anual para operarlo sería de 2 millones de pesos.

Red de edificios instrumentados

La realización de edificios instrumentados contempla la instalación de acelerómetros –que registran las aceleraciones en el inmueble que permiten conocer las características dinámicas de frecuencias y periodo– a diferentes alturas de las edificaciones.

Esto, según el ISCDF, permitirá detectar el deterioro o pérdida de resistencia de la estructura para iniciaron ello el estudio de su comportamiento que pueda generar que el edificio se refuerce o se reestructure.

Los edificios seleccionados serán los que se ubican en las zonas geotéctinas II y III, de transición y suelo blando repetitivamente.

El costo para instrumentar un edificio de nueve a 16 niveles sería de un millón 920 mil 534 pesos en el primer año. En tanto que para las edificaciones de cuatro a seis niveles sería de un millón 86 mil 280 pesos.

TE RECOMENDAMOS:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo