La historia detrás de la Mantequilla Gloria

En últimos días se viralizó en redes sociales la historia del origen de una fundación que ha becado a miles de niños de escasos recursos

Por Publimetro

Cremería Americana, empresa que elabora la conocida Mantequilla Gloria, tiene una historia secreta que ha dejado sorprendidos a muchos.

Se trata de un programa de becas para alumnos con excelencia académica a través de la Fundación de Asistencia Privada Alberto y Dolores Andrade, creada por los dueños de Cremería Americana. 

La historia

Dolores Contreras nace el día 9 de mayo de 1898 en la ciudad de Puebla y en su vida adulta se casa con Alberto Eugenio Andrade, quien decide dedicarse a la venta de productos lácteos y crea la empresa "Cremería Americana, S.A. de C.V."

En el año de 1952 fallece el Alberto Andrade y su esposa queda al frente del negocio, quien al morir el 15 de septiembre de 1976, dispone en su testamento la constitución de la Fundación de Asistencia Privada Alberto y Dolores Andrade, la cual es administrada por el Patronato como órgano supremo y un cuerpo de funcionarios y empleados.

El principal objetivo de la fundación es apoyar a estudiantes de excelencia académica acompañándolos a lo largo de todo su trayecto de estudios hasta que logren conseguir un título profesional.

Según una serie de tuits publicado por el usuario @nichtgefund en días pasados, el matrimonio no tuvo hijos, por lo que decidieron dejar su legado a la asistencia de niños que lo necesitan. 

Ante esto, varias personas compartieron su historia con la fundación:

Asimismo en la página de la fundación se destacan tres historias:

  • “…¡Fue de gran ayuda para la familia! Aprendí a verme a mí misma como lo que soy ahorita; más allá de una pedagoga, sino una persona que puede apoyar a otros también… ver personas que confiaron en mí para prepararme profesionalmente fue muy importante, de esta forma yo pude verme como ellos me veían y así continuar con mis sueños", Mónica Montoya, becada de ADA
  • “No me queda más que reiterar mi agradecimiento con la Fundación Alberto y Dolores Andrade por ser la clara muestra de cambios por nuestro país, por creer que nosotros somos la mejor inversión. Porque probablemente sin su apoyo no seríamos lo que somos el día de hoy”, Jonathan Kramnik, becario de ADA
  • “La beca nos ha servido mucho en el entorno familiar… le ofrecieron la oportunidad de competir por una beca… para llegar ahí fue muy fundamental la ayuda de Fundación Andrade”, Jaime Sandoval, padre de Familia

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo