La cuenta de Instagram con fotos y videos desde la cárcel

Un artículo del New York Times afirmaba que los teléfonos celulares dentro de prisiones eran incluso más peligrosos que las armas

Por VICE

Cualquiera que se haya paseado por Instagram sabe que cuando entra a “explorar” puede terminar en los lugares más extraños y maravillosos del mundo. Así es exactamente como me topé hace poco (después de dar click a lo güey en montón de fotos de instamodels semidesnudas y memes de thefatjewish) con la cuenta 187gangstersz. La biografía decía: “La vida en prisión. ¡La única cuenta Gangster de Instagram! Publicamos videos reales desde la cárcel en FB y 187gangsters.com. ¿Estás en la cárcel? Envíanos tu material a través de DM, Wickr, Viber o WhatsApp”.

La página era tan prometedora como parecía. Estaba llena de grabaciones realizadas dentro de los muros de prisiones de todo el mundo. 187gangstersz proporciona fotos y videos de los presos a sus amigos del exterior, muestra raves locos en las celdas y contiene un montón de selfies culo-teta. Yo era incapaz de asimilar lo que estaba viendo. ¿Cuándo se había vuelto costumbre tener un iPhone en una celda? ¿Quién estaba detrás de esta cuenta? Me puse en contacto con los administradores y, tras un par de llamadas (muy largas), me dieron permiso para entrevistar al único administrador holandés. Voy a mantener su identidad oculta por motivos obvios.

VICE: En primer lugar, debo admitir que me asombra la cantidad de smartphones que hay en las prisiones de todo el mundo y que los reclusos los usen tan abiertamente.

187gangstersz: Todo el mundo sabe que vivimos en un mundo corrupto, amigo mío. Puedes sobornar prácticamente a cualquiera e introducir de contrabando todo tipo de cosas a las prisiones.

Hace un par de años leí un artículo en el New York Times en el que se afirmaba que los teléfonos móviles de los reclusos son uno de los principales problemas en Estados Unidos. Incluso consideraban los móviles como algo más peligroso que los cuchillos de fabricación casera o las drogas, porque los criminales podían organizar delitos graves dentro y fuera de la prisión.

Eso es completamente falso. ¿De verdad crees que los criminales hacen negocios a través de su iPhone? Nadie es tan imbécil. Si tienes que hacer algún negocio desde la cárcel, hay otros modos de hacerlo.

¿Como cuáles?

Los móviles PGP son un ejemplo, porque es imposible hackearlos. Son Blackberries extremadamente seguros que ni siquiera tienen micrófono y que sólo pueden comunicarse con otros móviles PGP. No puedes ni llamar ni enviar mensajes de texto con ellos, lo único que puedes hacer es enviar e-mails a otros PGPs. Pero créeme, en la cárcel no todo el mundo tiene uno, para eso tienes que ser un pez gordo.

¿Por qué?

Son muy caros y comprar sólo uno no tiene sentido. Tienes que comprar uno para cada miembro de tu operación, lo que supone una inversión bastante considerable.

Lee la historia completa en VICE

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo