Gases de "Rodolfo" y de los renos de Santa contaminan el ambiente

De acuerdo a un estudio reciente, la opción más ecológica para que Santa Claus reparta los regalos en Navidad es en el transporte público

Por Miguel Velázquez

Santa Claus tendrá que cambiar su tradicional método de entrega de regalos, pues resultó ser bastante contaminante; de acuerdo a un reciente estudio realizado en Alemania.

Es cosa seria. De acuerdo a una reciente investigación realizada por la Universidad de Tromsø, en Noruega, la noche del 24 de diciembre los renos de Santa Claus son de los más contaminantes del planeta.

Esto por varias razones. En principio se tomó en cuenta que un reno emite 50 gramos de metano al día; además, tienen que tirar de un trineo que tiene un peso promedio de 290 mil toneladas, considerando regalos de aproximadamente un kilogramo de peso.

“Es importante tener en cuenta la velocidad: para recorrer 341 millones de kilómetros en 24 horas ésta debe ser; como mínimo, 11 mil veces superior a la velocidad del sonido”, señalan los investigadores.

Además, a “esto hay que sumarle la zanahoria que cada reno recibe en cada uno de los mil 500 millones de hogares que van a visitar en todo el mundo. Estas zanahorias hacen que la huella ecológica de cada reno aumente drásticamente durante la Noche Buena, llegando incluso hasta los 77.6 millones de kilogramo de metano (gas 23 veces más potente que el CO2)”.

Por lo tanto, mencionan los investigadores, “Esto nos deja como resultado que cada reno emite 1.8 toneladas de CO2. En conjunto, Santa Claus y sus renos emiten aproximadamente 47 kilogramos de CO2 por kilómetro recorrido”.

Este estudio viene a colación por la página CheckMyBus, un buscador internacional de autobuses, que sugiere a Santa Claus tomar el autobús para repartir sus regalos, pues este método de transporte solamente emite 54 kilogramos de CO2 por cada kilómetro recorrido.

Sin embargo, la emoción de la Navidad se perdería, pues para poder repartir todos los regalos se tardaría 364 años; esto, a una velocidad promedio de 112 kilómetros por hora.

Santa ahorraría 16 millones de toneladas de CO2

Además, si Santa Claus se decidiera por el autobús, podría ahorrar 16 millones de toneladas de CO2, que es la misma cantidad emitida por 411 millones de árboles de Navidad. Si sembráramos esta cantidad de árboles, el espacio ocuparía el equivalente a cinco veces la Ciudad de México, informó “CheckMyBus“.

EL VIDEO RECOMENDADO: “Atenas: miles de griegos vestidos como Santa Claus participan de una corrida simbólica”

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo