Crean robot sexual que permite simular una violación

¿Se han excedido los límites?

Por Publimetro México

No cabe duda que el sexo vende y que las muñecas sexuales cumplen las fantasías de muchos, pero esto parecer haber excedido los límites, han creado un robot que permite simular una violación.

La empresa True Companion presentó a "Roxxxy", una muñeca preparada para recrear la escena de un abuso sexual hacia una mujer. La descripción de este producto es "Frigid Farrah", algo así como "reservado y tímido", y por supuesto que ha desatado ya varias criticas.

La fundadora de la campaña Proyecto de Sexismo Diario, Laura Bates, aseguró en su columna de The New York Times que “la violación no es un acto de pasión sexual. Es un crimen de violencia” y que jamás se debería ofrecer a los violadores un escenario seguro para sus prácticas.

Pero los creadores se defienden, ya que explican este robot “permite que cada uno pueda realizar sus sueños sexuales más privados“ y han argumentando que su producto “no está programado para participar en una violación y el hecho de que termine en algo así, será responsabilidad de otros”.

Sin embargo, en la descripción en la web se explica que "Roxxxy" “tiene una zona privada que, si la tocas, es más que probable que el robot se muestre descontento”.

Asimismo, presenta las características típicas de un robot sexual: abultados pechos, delgadez y cuerpo tonificado. Además, incluye una nueva ‘opción’ que se refleja en el rictus de su rostro: un gesto asustado fruto del sometimiento.

¿Dónde quedan los límites?

Según reporte el diario "The Independent", un informe de la Fundación para la Robótica Responsable advierte de las numerosas implicaciones éticas en el futuro sexual de las personas con los robots.

"Descubrimos que había un grupo de compañías que las fabricaba y comenzaban a enviar pedidos y pensamos que realmente debíamos mirarlo", dijo Noel Sharkey, coautor del informe

Finalmente, el Profesor Sharkey comenzó a explorar sobre las polémicas acerca de si los robots pueden fomentar los delitos sexuales.

"Algunas personas dicen que es mejor que violen a los robots que violen a personas reales. Hay otras personas diciendo que esto sólo animaría a los violadores. Los robots no tienen ningún tipo de emoción por sí mismos, la gente se une con los robots, pero es muy unidireccional, estás amando un artefacto que no puede amarte y eso es lo que es triste", explicó el profesor Sharkey.

También te puede interesar:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo