Ana, escapó de la 'pornovenganza' y ganó el Premio de la Juventud

Tras años de activismo enfocado en ayudar a otras víctimas, Ana vio logrado su sueño de que se aprobara una ley para penalizar la "pornovenganza"

Por La Silla Rota

Cuando tenía 16 años, Ana Boquedano fue víctima de la “pornovenganza”; las burlas y el maltrato que recibió por parte de personas que la juzgaron le hicieron llegar a pensar que la única vía para escapar era el suicidio. Pero tras algunos años de activismo ha logrado su objetivo: en Yucatán, se aprobó una ley que penaliza el difundir imágenes íntimas sin el consentimiento de la persona que aparece en ellas.

Luego de que su ex pareja publicara una de sus fotografías íntimas, Boquedano tuvo que atravesar por burlas en su escuela, el bochorno con su familia e ideas suicidas, para llegar al punto de ser la impulsora de una ley que combata la pornovenganza y recibir el Premio de la Juventud de este año.

La nueva ley en Yucatán

El primer antecedente de la búsqueda por implementar sanciones y tipificar como delito a la pornovenganza se dio en California, Estados Unidos. Desde noviembre de 2013 se implementó dicha ley, la cual fue adoptada luego por Nueva York, Arizona, Virginia y New Jersey.

Naciones como Japón e Inglaterra también han convertido a la pornovenganza en un delito.

En México, si bien no existe como tal una ley que castigue a personas por cometer pornovenganza, se están dando los primeros pasos. Ana Boquedano impulsó esta ley en los congresos de Yucatán, la cual recientemente entró en vigor.

A inicios del mes de agosto, entró en vigor la modificación al Código Penal de Yucatán con la que se incluye a la pornovenganza en el catálogo de tipos de delitos. La nueva ley dicta que la persona que difunda algún material sexual sin el conocimiento de los dueños, podrá ser acreedora de 6 meses a 9 años de prisión, dependiendo de la edad de las víctimas y su relación con ellas.

La nueva ley, que si bien no es la mejor forma llegar a castigar con prisión, disminuirá este tipo de acciones debido a que una persona ahora se encuentra bajo una amenaza de purgar una pena y pague por la difusión, dijo la consultora de Abogadas por la Igualdad, Claudia Barrón Martínez, en entrevista con La Silla Rota.

La abogada especialista en temas de género también aseguró que como sociedad no se puede buscar resolver todos los problemas por medio de la prisión, sino que “debe haber una transformación cultural a nivel sociedad y gobierno en todos los ámbitos”.

“El sexting no es el problema”

En diversas ocasiones, Ana Boquedano ha declarado que el problema no es enviar o recibir fotografías desnudos o semidesnudos a parejas amorosas, lo que se conoce como sexting; sino publicarlas sin autorización.

Según una encuesta realizada por la Alianza por la Seguridad en Internet en 2013 a 10 mil estudiantes universitarios, el 36.7 por ciento confesó haber enviado imágenes de este tipo por internet.

De acuerdo a un informe publicado por la Comisión de Banda Ancha de las Naciones Unidas, casi tres cuartas partes de las usuarias han estado expuestas a alguna forma de violencia cibernética.

Claudia Barrón Martínez consideró, sin embargo, que la ley aprobada en Yucatán debería ir de la mano de alguna otra medida con las cuales se deje de considerar a la mujer como pudorosa, entre otros estereotipos a la mujer.

“Lo vemos por ejemplo en el caso de Zague y en la difusión de su video. Ahí no se calificó a él como un hombre fácil, como un hombre sin moral, sino que se le exaltó”, señaló.

Lee la historia completa aquí 

 

Consulta historia completa en La Silla Rota Foto: La Silla Rota

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo