Nacional

1º de Mayo: Mexicanos deberían tener, al menos, 18 días de vacaciones al año

Mientras existe una tendencia global a reducir las jornadas laborales e incrementar los días de vacaciones, en México un empleado trabaja más de 2 mil horas al año, en promedio

Como cada 1º de mayo, este domingo se conmemora el Día del Trabajo, también conocido como Día Internacional de los Trabajadores, que -entre otros hechos- surge para conmemorar al movimiento obrero mundial y la conquista de derechos laborales, como la reducción de las jornadas de trabajo.

Te recomendamos leer: 55% de mexicanos dispuesto a renunciar a su trabajo si no hay home office

Sin embargo, la celebración del tiempo libre, el derecho de la desconexión laboral y el derecho al equilibrio entre vida laboral y vida personal siguen siendo temas de importante discusión en pleno siglo XXI; especialmente, en tiempos en los que las actividades laborales se han digitalizado y se pueden hacer a distancia, lo que ha llevado a la extensión de jornadas laborales, como se demostró en algunos casos durante la pandemia de Covid-19.

Se espera que en el próximo ordinario de sesiones, el Senado discuta modificaciones a la Ley Federal del Trabajo, con el objetivo de aumentar de 6 a 18 días los días de vacaciones por año trabajado. A finales de abril, el presidente de la Comisión del Trabajo y Previsión Social, Napoleón Gómez Urrutia, comentó a medios que hay varias propuestas para incrementar los días de vacaciones.

México ostenta récords que hablan de la productividad laboral del país, pues se encuentra entre los países de la OCDE que menos vacaciones tienen anualmente y entre los que más horas trabajan al día, aunque eso no significa ser de los más productivos.

México tiene asignado menos días laborables, incluso en comparación con América Latina”, comenta Felipe Gaytán Alcalá, especialista en Sociología de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de La Universidad La Salle, en entrevista con Publimetro. “Somos, a nivel de la Organización Internacional del Trabajo, uno de los países que más horas laborables tiene, pero eso no lo hace más productivo. Esto genera estrés y una serie de problemas en los trabajadores y empleados”, añade el especialista.

Hay que hacer una diferencia también entre días de vacaciones y días de asueto oficiales, porque a veces se confunde. Muchas veces se dice ‘Pues existe la Semana Santa, etcétera’, pero la diferencia con las vacaciones es que los días feriados no son electivos, es decir, uno no los elige; ya están determinados. Los días de vacaciones uno los elige”, añade.

Desgaste, estrés y poca productividad, el costo de “mal ponerse la camiseta”

Los pocos días de vacaciones, aunado a un exceso en horas laborales, están llevando a los trabajadores mexicanos al desgaste y estrés; sin embargo, para Felipe Gaytán esto se explica por la mal implementada cultura laboral de México.

“Nuestra cultura laboral tiene esta idea de que ‘entre más tiempo estés en la oficina, mayor es el compromiso que tienes y mayor productivo eres también’. No necesariamente estar más horas en la oficina, en el trabajo, en la fábrica, te hace ser más productivo; ni te hace ser más comprometido. En Estados Unidos un trabajador que se queda después de su hora no es productivo. Es alguien que no puede resolver las cosas en el tiempo que se le asigna”.

Por el contrario, existen países y empresas que han visto la productividad y compromiso incrementarse al reducir la jornada laboral. “La productividad se ve presionada a cumplir en esas horas con su labor. A un mayor número de días de asueto, hay mejor calidad de descanso y se incrementa también la productividad porque los trabajadores llegan con otro ánimo”.

También puedes leer: Por salud, buscan reducir jornada laboral de 48 a 36 horas.

Esta fórmula es clave en la etapa de la pandemia que México atraviesa en la actualidad, porque durante la etapa de más riesgo de Covid-19, no solamente incrementaron las jornadas laborales, sino que muchas veces incrementó la carga laboral. En muchos casos, no había una separación entre ambas.

Esto genera un problema que hoy se vuelve importante. Estamos en una etapa postpandemia en la que hay un burnout (síndrome del quemado) muy acrecentado en los trabajadores, particularmente en las mujeres, porque muchas también tuvieron que hacer la gestión del hogar. En ese sentido, se vuelve importante los días de vacaciones”.

Incrementar los días de vacaciones, un largo camino que México buscará transitar

En México se otorgan seis días de vacaciones por un año trabajado y luego cada año se otorgan dos días extra. Sin embargo, Felipe Gaytán recuerda que la Organización Internacional del Trabajo recomienda que deberían de ser 18 días de vacaciones desde el primer año. “Estas propuestas de incrementar el número de vacaciones, buscan generar salud mental, que es un tema de salud pública, no solamente individual”, añade.

En los últimos 50 años no se ha modificado la Ley Federal del Trabajo en materia de vacaciones. Lo que se había modificado hace algunos años fue mover los días de asueto al lunes más cercano y crear los fines de semana largos. Sin embargo, “fueron criticados cuando empezó este gobierno y no querían seguir con ellos”, recuerda Gaytán.

Los fines de semana largos tenían una lógica, que no anteponía a los trabajadores, sino a la economía del país. “Crear un mayor consumo, un mayor número de viajes, de visitas a lugares, a restaurantes y demás. Era como una forma de reactivar la economía, pero no se pensó en el descanso del trabajador. La lógica fue más económica que laboral”, menciona el profesor.

Otra de los aspectos a modificar en la cultura laboral de México es la precariedad del trabajo, que se suma a bajos salarios y falta de prestaciones. “La oferta laboral no es muy amplia, y lo que se hace es seguir reproduciendo y desgastando esas reglas. Los trabajadores acaban teniendo esta insatisfacción: no les gusta su trabajo, simulan hacer cosas, simulan que trabajan y por tanto, las fábricas y las oficinas simulan también que les pagan”.

3 PREGUNTAS CON

Laura M. Giurge, profesora adjunta de la Escuela de Economía y Ciencias Políticas de Londres. | www.lauramgiurge.com | @lauramgiurge

Laura M. Giurge, profesora adjunta de la Escuela de Economía y Ciencias Políticas de Londres.

Con motivo del Día Internacional de los Trabajadores, ¿por qué es importante reflexionar sobre los días de vacaciones y días festivos que tiene la gente?

Por varias razones. En primer lugar, en una investigación publicada recientemente se ha comprobado que trabajar durante el tiempo libre resta interés y atractivo a nuestro trabajo. Dicho de otro modo, hace que nos guste menos nuestro trabajo, lo que tiene consecuencias para nuestra productividad. En segundo lugar, cada vez hay más pruebas de que alejarse del trabajo es crucial para nuestro bienestar. Por lo tanto, no desconectar del trabajo es a menudo un requisito previo para el agotamiento.

Tomarse tiempo libre es sólo la mitad de la historia. También tenemos que asegurarnos de que utilizamos ese tiempo libre de forma beneficiosa. Una forma de hacerlo es establecer unos objetivos para nuestro tiempo libre; como demuestran mis investigaciones, los que son intencionados con su tiempo libre son más felices, están más satisfechos con su ocio e incluso más satisfechos con su trabajo.

¿Cuáles son, en su opinión, los principales cambios en las tendencias o dinámicas laborales generales resultantes de la pandemia de Covid-19?

Creo que se están produciendo varios cambios importantes debido a Covid-19 y uno de los principales es que los empleados están menos dispuestos a sacrificar su salud y su vida personal por su trabajo.

Los empleados esperan mejores condiciones de trabajo (como debería ser) y parecen reevaluar el valor que el trabajo tiene en su vida. Otras tendencias son el rediseño de nuestras jornadas laborales y el impulso de un liderazgo centrado en las personas a lo largo de los resultados, en lugar de sólo en los resultados.

A veces parece que no se presta suficiente atención a cuestiones como el agotamiento (burnout). ¿Qué recomendaciones podría dar a los lectores de Publimetro preocupados por este tema?

Esta es la cuestión: si se llega al agotamiento, es demasiado tarde. El proceso de recuperación es largo y los costes para la vida personal y profesional son enormes. Por lo tanto, hay que prestar atención a los primeros signos de agotamiento, como el agotamiento, la indiferencia o los bajos sentimientos de valía personal.

Podrían empezar por evaluar cuáles son sus objetivos (tanto personales como profesionales) y, a continuación, observar en qué empleas tu tiempo a diario. Entonces pregúntense: ¿Están dedicando energía a las actividades que realmente te importan? Si no es así, es hora de hacer algunos cambios. Cuando se trata del bienestar, es más probable que los pequeños cambios conduzcan a hábitos saludables sostenibles. Tal vez puedas apagar las notificaciones del trabajo durante el tiempo libre, establecer plazos claros, comunicar la urgencia de las peticiones, añadir una respuesta fuera de la oficina, dar paseos por la naturaleza, reevaluar tus proyectos, decir “no” a las cosas, etc. Si evaluamos y cambiamos nuestro propio comportamiento, podemos empezar poco a poco a dar forma a una cultura diferente que celebre el equilibrio entre la vida y el trabajo en lugar del trabajo y el agotamiento 24/7.

Según algunas estimaciones, cada año en el Reino Unido no se toman 19 millones de días de vacaciones, lo que supone una pérdida de oportunidades económicas de 3 mil 500 millones de libras y un aumento de los costes sanitarios. Trabajar las 24 horas del día es contraproducente y perpetúa culturas laborales poco saludables. Si las personas no están bien descansadas y concentradas, la velocidad y la precisión se resienten, lo que conduce a una menor calidad del trabajo. Si hay que trabajar durante el tiempo libre, hay que asegurarse de hacerlo durante los días normales de trabajo. Si cambiamos nuestros comportamientos, es probable que otros nos sigan y, colectivamente, podamos construir sociedades más felices y sanas.

VOX POP

¿Por qué es importante encontrar el equilibrio entre la vida laboral y social?

#1

“Los límites entre el trabajo y la vida ya habían empezado a romperse debido a las tecnologías que nos mantienen cada vez más conectados al lugar de trabajo. Entonces llegó la pandemia de Covid-19 y aceleró esta tendencia. Lo que quedaba de la separación física entre el trabajo y el hogar prácticamente desapareció. Ahora mucha gente intenta encontrar formas de restablecer los límites entre el trabajo y el hogar.

El agotamiento va en aumento, lo que tiene un impacto negativo tanto en la salud mental de los empleados como en los resultados de las organizaciones. El burnout es sentirse agotado y abrumado por el trabajo, lo que puede llevar a los empleados a desvincularse de su trabajo. Tener acceso a días de vacaciones y festivos adecuados para poder descansar del trabajo -y utilizar realmente esos días de vacaciones- es fundamental para prevenir el agotamiento”.

Vanessa Bohns, profesor asociado de comportamiento organizativo en la Universidad de Cornell y autora del libro You Have More Influence Than You Think. | Sitio web: http://www.vanessabohns.com


#2

Images from the University Communications headshot session on Thursday, July 26, 2018, on the campus of the University of Oregon in Eugene, Oregon.

“Creo que hay más concienciación sobre el burnout debido a la pandemia, lo cual es bueno. Significa que hay menos estigma asociado a los trabajadores que dicen que necesitan dar un paso atrás para recuperarse del agotamiento.

Aquí en Estados Unidos, donde yo vivo, las empresas no están obligadas a dar días de vacaciones o de fiesta, lo que significa que sólo se lo dan a algunos trabajadores, por ejemplo, a los que trabajan a tiempo completo o a los que llevan cierto tiempo en la empresa. No es justo. Todo el mundo debería tener acceso a las vacaciones para reponer fuerzas y pasar tiempo con la familia y los amigos”.

Elizabeth C. Tippett, especialista sobre ética, derecho laboral y la intersección entre derecho y tecnología, Universidad de Oregón


#3

“Los días de vacaciones y los días festivos son importantes para ayudar a los trabajadores a reponer fuerzas. La eficiencia disminuye y los accidentes aumentan cuanto más tiempo se trabaja. Por eso los camioneros de larga distancia y los pilotos de avión tienen períodos de descanso obligatorios. Dar tiempo libre a los trabajadores del conocimiento les ayuda a encontrar soluciones más creativas.

Uno de los fenómenos más interesantes es que mucha gente en Estados Unidos no utiliza todos sus días de vacaciones. Los trabajadores de hace un siglo lucharon mucho por el tiempo libre, pero sus descendientes no utilizan todo el tiempo libre que se les concede. Mi recomendación es que utilices todo tu tiempo libre cada año, especialmente si te sientes quemado por tu trabajo. Dejar los planes de vacaciones para el futuro nunca es una buena idea”.

Jay Zagorsky, profesor de la Escuela de Negocios Questrom de la Universidad de Boston. | Twitter: @prof_jay_z | Blog: blogs.bu.edu/zagorsky

Tags

Lo Último

Te recomendamos