Nacional

California prohibirá la venta de coches de gasolina en 2035, ¿qué implica para México?

Las exportaciones de autos fabricados en México se realizan principalmente a Estados Unidos

LEEDS, INGLATERRA - 26 DE ABRIL: Un vehículo eléctrico con batería Hyundai Ioniq (BEV) se carga en una estación de carga de automóviles eléctricos Ionity GmbH en el área de servicio de la autopista Skelton Lake el 26 de abril de 2022 en Leeds, Inglaterra.  Según un informe de la Sociedad de Fabricantes y Comerciantes de Motores, hubo más registros de vehículos eléctricos nuevos en el Reino Unido en marzo de 2022 que en todo 2019. Sin embargo, las ventas generales de automóviles se desplomaron en medio del aumento de los precios del combustible y los problemas de la cadena de suministro de la industria automotriz.  (Foto de Christopher Furlong/Getty Images)

A partir del año 2035, California prohibirá la venta de automóviles, camionetas y SUV nuevos que funcionen con gasolina, con el objetivo de abordar el cambio climático y la contaminación dañina. El estado, además de ser el más poblado, es el mercado automotriz más grande del país del motor de combustión interna, siendo México el principal importador en esta materia.

La prohibición no impedirá que las personas usen vehículos que funcionan con gasolina, pero los funcionarios de California dicen que reducirá drásticamente las emisiones de gases de efecto invernadero del estado, así como acelerará la transición a los vehículos eléctricos.

“El nuevo plan de California para dejar de vender vehículos de combustión interna definitivamente podría iniciar una ola de planes similares en otros estados de EU”, explica a Publimetro Bradley W. Lane, profesor asociado del Programa de Urbanismo de la Universidad de Kansas, en Estados Unidos.

“No es el primer estado en anunciar una prohibición, como también lo han hecho Washington y Nueva York. Estos estados por sí solos son mercados de automóviles lo suficientemente grandes como para merecer la atención de los fabricantes en cuanto a qué tipo de vehículo necesitarán producir”, explica Lane.

Para el especialista, todo indica que la electricidad (y eventualmente, la celda de combustible de hidrógeno) está en camino de reemplazar a la gasolina como combustible para el transporte de pasajeros por superficie. “Incluso si otros estados que son grandes mercados de automóviles (como Texas, por ejemplo) no los prohíben, no los venderán a medida que los fabricantes de automóviles hagan la transición a la electricidad”, añade.

El fin de los vehículos de gasolina es una tendencia global

Es bastante probable que California avance a pasos agigantados en este plan.

No son solo los estados de Estados Unidos los que están considerando estas prohibiciones. Muchos países de Europa occidental y el este de Asia han promulgado fechas de prohibición futuras similares, y muchos fabricantes de automóviles ya están en camino de eliminar gradualmente los vehículos a gasolina de sus líneas de producción.

Incluso el gobierno de Estados Unidos se comprometió a no comprar más vehículos a gasolina para sus flotas para 2035. Estoy seguro de que California es tanto un líder como una excepción, ya que se está uniendo a la tendencia de los principales mercados automotrices del mundo y los fabricantes de automóviles coordinan el fin de la producción en masa del vehículo con motor de combustión interna para los consumidores”, concluyó Lane.

3 PREGUNTAS CON

Hovig Tchalian, profesor asistente de Emprendimiento Clínico de la Universidad del Sur de California.

Hovig Tchalian, profesor asistente de Emprendimiento Clínico de la Universidad del Sur de California.

¿Podría el nuevo plan de California para dejar de vender vehículos de combustión interna iniciar una ola de planes similares en otros estados de EU?

Es probable que tenga algún efecto, pero en última instancia es difícil de decir.

Tradicionalmente, la demanda estadounidense de vehículos eléctricos (EV) se ha concentrado en los estados occidentales, especialmente en California, pero también en Washington y Oregón.

A principios de la década de 1990, la Junta de Recursos del Aire de California (CARB, por sus siglas en inglés) implementó nuevas regulaciones, en parte como una reacción esperanzadora al anuncio de GM de un auto conceptual completamente eléctrico que luego se llamó “Impact” y luego se denominó EV-1, que la gente podía en ese momento solo rentar.

Lo que finalmente desaceleró la demanda de vehículos eléctricos (que de todos modos era solo un goteo cuando GM cerró el EV-1 en 2002) fue el rechazo de los fabricantes y otras partes interesadas en la industria existente para los vehículos con motor de combustión interna (ICE).

Recientemente esa demanda se ha extendido por todo el país, pero mucho más lentamente. Una buena parte de esa demanda (en la mayoría de las cuentas, más del 50 %) ha sido en vehículos Tesla, que ya no califican para los incentivos destinados a impulsar una mayor demanda de vehículos eléctricos y ayudar a alcanzar el objetivo de California de no más vehículos ICE.

Lo que en última instancia puede impulsar la demanda, y ya lo ha hecho, es una combinación de varios puntos. Por ejemplo, que haya señales de demanda de compradores potenciales. También una respuesta de los fabricantes de baterías, es decir que haya mayor capacidad en la batería, mayor infraestructura (tanto el número de estaciones de carga privadas como públicas y ayudar a reducir la “ansiedad por el alcance” o el miedo a quedarse sin carga antes de llegar a un destino) y tecnología de carga mejorada (lo que lleva a tiempos de carga reducidos).

Dado que California es el mercado automotriz más grande de Estados Unidos y México es un importante exportador de vehículos a EU, ¿cómo cree que esta decisión influirá o afectará el comercio entre los dos países?

Lo que puedo decir (y creo que la mayoría de los economistas probablemente estaría de acuerdo) es que los mercados funcionan cuando minimizamos la fricción: menos barreras, menos molestias (como el papeleo), pero especialmente menos confusión.

Hemos tenido, y seguimos teniendo, bastante confusión en torno a los incentivos y objetivos de los vehículos eléctricos. Hay una serie de incentivos superpuestos, recepciones proporcionales de ciertos incentivos y límites agregados. Si bien todos estos pueden ser necesarios y, en ciertos casos, inevitables, no ayudan a la demanda y también pueden obstaculizar el comercio.

La pandemia ciertamente ha sido una interrupción única en un siglo y también ha dificultado las cosas. El objetivo de California de eliminar gradualmente los vehículos ICE para 2035 es ciertamente un objetivo claro (y audaz). Cómo llegar allí sigue siendo un poco más turbio.

Pero el aumento de la demanda y la mejora de la conversación que mencioné anteriormente son sin duda señales esperanzadoras.

¿De qué depende que California logre el propósito de este plan?

En general, soy optimista, pero con cautela. Sin duda ayuda tener objetivos claros (y audaces), algo que CA ha hecho durante mucho tiempo. Y los incentivos financieros ayudan, aunque están silenciados por los recientes aumentos de costos y precios.

Lo que es menos útil es la falta de claridad en el mensaje (¿cómo funcionan los incentivos superpuestos?), la dificultad en la implementación (¿cuándo y cómo se solicita un crédito o un reembolso?) y el proceso (¿por qué tengo que esperar tres o más meses para recibir un cheque?).

En última instancia, el uso de vehículos eléctricos depende de un cambio de comportamiento fundamental.

Tenemos que cambiar todo lo que hacemos: cuánto tiempo conducimos, cómo y cuándo ‘llenamos el tanque’, cuánta ansiedad tenemos para llegar a nuestra ubicación e incluso cómo se siente conducir un EV en comparación con un vehículo ICE: todo, desde la aceleración hasta su factor de frescura pero también su apariencia, sensación e incluso sonido, olor y falta de marchas y cambios.

Entonces, hacer las cosas “bien” es un rompecabezas complejo, pero creo que estamos llegando allí, aunque gradualmente.


VOX POP

Dado que California es el mercado automotriz más grande de Estados Unidos y México es un importante exportador de vehículos a EU, ¿cómo cree que esta decisión influirá o afectará el comercio entre los dos países?

#1

“La fabricación de vehículos en México se adapta a los mercados de California y Estados Unidos, por lo que no creo que este nuevo plan afecte significativamente el comercio. Creo que la fabricación evolucionará tanto en Estados Unidos como en México para cumplir con los requisitos de este nuevo plan”,

Jacob Brouwer, profesor de Ingeniería Mecánica y Aeroespacial, Civil y Ambiental, Química y Biomolecular de la Universidad de California

#2

El plan de California le da un toque regulatorio a la conversación sobre la transición a los vehículos eléctricos, creando más certeza para los fabricantes.

Débora A. Sivas, profesora de Derecho Ambiental de la Facultad de Derecho de Stanford.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos