Nacional

Rescate de AMLO al salario de maestros no detendrá el rezago educativo, afirman especialistas

Asociaciones civiles coincidieron en que el incremento es bueno, pero no bastará para ‘revivir’ la calidad en la educación después de la pandemia

Los días de descanso comienzan el próximo 18 de diciembre. (Cuartoscuro)

La política de recuperación de salarios para maestros no basta para revertir el rezago educativo que atraviesan los jóvenes en México, coincidieron Mexicanos Primero y el Instituto Mexicano para la Competitividad A.C. (IMCO), por lo que recomendaron estrategias como regresar a las escuelas de tiempo completo o establecer mecanismos que velen por la salud mental de los niños.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) anunció desde mayo de 2023 un programa de incremento salarial a maestros y maestras de la SEP, cuyo objetivo es que ninguno gane menos de 16 mil pesos mensuales. Al respecto, las asociaciones civiles dijeron que si bien es un avance en materia de justicia salarial, esta medida corre en otra vía a la calidad educativa.

Te recomendamos: 80% de alumnos que dejaron la escuela en la pandemia aún no regresan a clases

¿Cuánto gana un maestro?

De acuerdo con la Secretaría de Economía (SE), en promedio, los 257 mil maestros de preescolar ganan 6 mil 240 pesos mensuales; los 644 mil de primaria, 7 mil 420 pesos; los 314 mil de secundaria, 7 mil 600 pesos; y de nivel medio superior, 7 mil 944 pesos. Esto quiere decir que, para lograr su objetivo, el gobierno deberá dirigir alrededor de 14 mil 800 millones de pesos mensuales adicionales al salario de los maestros.

SEP.

Al respecto, Fernanda Domínguez, jefa del departamento de análisis en educación del IMCO, refirió que se trata de una buena forma de valorar el papel de los maestros en México, pues los docentes de la república son castigados con salarios bajos en comparación a cualquier otro profesionista en México y con una carga laboral que rebasa el promedio de los países de la OCDE.

En promedio, un docente gana 7 mil 300 pesos mensuales y trabaja mil horas anuales; en términos económicos, es un 17% menos de dinero que el resto de profesionistas de México y 300 horas trabajadas más que los Estados pertenecientes a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), por lo que el IMCO ve con buenos ojos dicha iniciativa de AMLO, pero no ve que con esto se mejore la calidad educativa.

¿Cómo va México en educación?

El rezago educativo en México se agudizó después del Covid-19; de acuerdo con Mexicanos Primero, la matrícula de alumnos a nivel básico se redujo en un 5.4% de 2019 a 2022, pasando de 25.4 millones a 24.1 millones; además, de acuerdo con la prueba PISA de la OCDE, menos de la mitad de los jóvenes de 15 años tienen el nivel mínimo aceptable de lectura.

Quedan 364 días para que termine el sexenio de AMLO.

Por lo que Fernando Ruiz, investigador de Mexicamos Primero, y Fernanda Domínguez, del IMCO, señalaron que la inversión salarial en maestros es un avance en justicia social para los profesores para tener salarios dignos; sin embargo, esto lo le alcanza al gobierno mexicano para sacar adelante la educación nacional.

Te recomendamos: Depresión, ansiedad y pobreza atentan contra la Nueva Escuela Mexicana

Domínguez refirió que los profesores son esenciales para la educación de los jóvenes; sin embargo, tienen que enfrentar la desigualdad social por la disparidad en salarios que tienen, por lo que un salario digno podría ser un factor benéfico para la educación. “Subir los salarios es una medida positiva, pues estás premiando como debe ser el trabajo docente”, declaró.

En ese sentido, recomendó que, además de subir los salarios, los trabajadores de la educación deben de recibir capacitaciones constantes, continuas y de calidad para poder atender debidamente las necesidades de los educandos, pues tras el confinamiento por Covid-19, varios indicadores de calidad se precipitaron.

Clases

Por su cuenta, Ruiz señaló que el proyecto de incremento salarial ofrece poca información y que no hay evidencia de que la remuneración a profesores garantice una mejor educación; sin embargo, no es visto con malos ojos que los profesores ganen 16 mil pesos mensuales. Finalmente, planteó cuatro alternativas que no atentan contra el salario de maestros:

1. Políticas específicas para la recuperación de aprendizaje y de atención a la pobreza de los aprendizajes en la comunidad escolar. Es decir, que se establezcan mecanismos claros para el personal docente atienda las necesidades particulares de sus estudiantes.

2.- Atención a la condición socieoemocional de los alumnos. De acuerdo con la crítica, el gobierno dejó solos a los maestros para atender esta situación con contenidos escolares y no con una atención un mecanismo de atención específica.

Te recomendamos: Niños que desaprendieron hasta leer y no se concentran terminan el ciclo escolar

3.- Atención puntual para recuperar los aprendizajes perdidos. Ello porque se parte de la premisa de que, durante el confinamiento, los alumnos olvidaron ciertos aprendizajes. En este sentido, advierte que el regreso a las aulas no cumplió este rezago específico.

4.- Ampliar el horario escolar, es decir, que regresen las escuelas de tiempo completo, pues esta medida demostró, cuando se implementó, mejorar el nivel educativo en el país.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos