Noticias

¿Adiós a la contaminación? Este plástico es completamente reciclable

Un nuevo material promete ser 100% e infinitamente reciclable

La contaminación por plástico es actualmente uno de los problemas medioambientales más importantes y se prevé que continúe a corto plazo.

Según Our World in Data, en 2020 los residuos de plástico fueron 275 millones de toneladas en todo el mundo. Esta cifra superó la producción primaria anual, registrada en 270 millones de toneladas durante el mismo año.

Desde principios de la década de 1950 hasta la fecha se han producido más de 8.300 millones de toneladas de plástico y, según las estimaciones, sólo se ha reciclado el 9% de todos los residuos plásticos producidos.

Los bajos niveles de reciclaje de plásticos se explican por el hecho de que más del 99% de los plásticos se producen a partir de productos químicos derivados del petróleo, el gas natural y el carbón, todos ellos recursos contaminantes y no renovables.

Ante el hecho de que pocos plásticos son reciclables, un grupo de investigadores del Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley se propuso crear un plástico verdaderamente reciclable. De hecho, este material no fue diseñado originalmente para ser reutilizado.

“Los plásticos nunca se diseñaron para ser reciclados. La necesidad de hacerlo se reconoció mucho después”, declaró Nemi Vora, primera autora del informe y antigua becaria postdoctoral del Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley de Estados Unidos.

Hace unos meses, Brett Helms, investigador del Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley, anunció la invención de un nuevo plástico que podría solucionar esta crisis de residuos. Su nombre es poli (diketoenamina), o PDK, y puede reciclarse indefinidamente sin perder calidad.

Recientemente, un equipo del Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley publicó un estudio que demuestra que el plástico basado en la PDK podría ser rápidamente competitivo desde el punto de vista comercial en relación con los plásticos convencionales. Por otra parte, se espera que los productos sean menos costosos y más sostenibles con el tiempo.

En la actualidad, una pequeña proporción de los plásticos se envía para su reciclaje “mecánico”, es decir, se funden y se reprocesan en nuevos productos, pero con una calidad muy inferior a la inicial, por lo que esta técnica tiene un beneficio limitado, según la investigación.

En cambio, los plásticos PDK pueden reciclarse para fabricar nuevos plásticos sin pérdida de calidad, gracias a su composición química que les permite descomponerse fácilmente cuando se mezclan con un ácido.

La investigación del equipo demuestra que este proceso de “reciclaje químico” consume poca energía y emite poco dióxido de carbono, y puede repetirse indefinidamente, creando un ciclo de vida de los materiales completamente circular donde actualmente solo hay un billete de ida a los residuos.

Gracias al modelado optimizado del proceso, los PDK reciclados ya están atrayendo el interés de las empresas que necesitan abastecerse de plástico.

“Con los PDK, ahora la gente de la industria tiene una opción”, declaró Brett Helms.

“Empezamos a hablar con la industria sobre el despliegue de plásticos 100% reciclados y hemos recibido mucho interés”.

—  Nemi Vora, primera autora del informe y ex investigadora postdoctoral del Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley

10%

de los residuos de plástico se recicla mecánicamente más de una vez.

Diferencias en el proceso de reciclaje del plástico normal y del PDK

Plástico normal

Se recicla “mecánicamente”, lo que significa que se funde y se vuelve a transformar en nuevos productos. Sin embargo, esta técnica tiene un beneficio limitado. La propia resina de plástico está formada por muchas moléculas idénticas (o monómeros) unidas en largas cadenas (o polímeros). Para dar al plástico sus múltiples texturas, colores y capacidades, se añaden a la resina aditivos como pigmentos, estabilizadores térmicos y retardantes de llama. Cuando se funden muchos plásticos, los polímeros se mezclan con una gran cantidad de aditivos potencialmente incompatibles, lo que da lugar a un nuevo material de calidad muy inferior a la resina virgen recién producida a partir de materias primas.

PDK

Con los plásticos PDK, los polímeros de resina están diseñados para descomponerse fácilmente en monómeros individuales cuando se mezclan con un ácido. A continuación, los monómeros pueden separarse de los aditivos y reunirse para fabricar nuevos plásticos sin pérdida de calidad. Este proceso de “reciclaje químico” consume poca energía y emite poco dióxido de carbono, y puede repetirse indefinidamente, creando un ciclo de vida de los materiales completamente circular.

Entrevista

Jay Keasling, Científico principal del Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley

¿Cómo surgió el plan de crear un plástico reciclable?

Mi colega Brett Helms desarrolló la idea. Nos dimos cuenta de que podíamos producir algunos de los precursores del plástico utilizando la biología, en lo que estamos trabajando ahora.

¿En qué se diferencia este plástico de los existentes?

Es completamente reciclable. Muchos plásticos tienen tintes, metales y otros componentes que no pueden separarse del plástico y dificultan o impiden su reciclaje. Estos nuevos plásticos son únicos porque pueden despolimerizarse y separarse de los demás componentes que llevan incorporados.

¿Podría este nuevo plástico ayudar a proteger el medio ambiente?

Podría ayudar a reducir la carga de plásticos en el medio ambiente.

¿Cree que es posible dejar de utilizar el plástico algún día?

No, no lo creo. Creo que tenemos que crear mejores plásticos que sean reciclables, compostables o ambos.

Tags

Lo Último

Te recomendamos