Mundo

Coronavirus.- EEUU repartirá 500 millones de test para contener la expansión de la variante ómicron

El Gobierno de Estados Unidos ha anunciado una nueva batería de medidas con la que quiere contener la expansión de la variante ómicron del coronavirus y entre las cuales figura el refuerzo de los test, con la apertura de nuevos enclaves bajo control federal y el reparto en 2022 de 500 millones de pruebas de antígenos.

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

El Gobierno de Estados Unidos ha anunciado una nueva batería de medidas con la que quiere contener la expansión de la variante ómicron del coronavirus y entre las cuales figura el refuerzo de los test, con la apertura de nuevos enclaves bajo control federal y el reparto en 2022 de 500 millones de pruebas de antígenos.

A la espera de una comparecencia del presidente, Joe Biden, la Casa Blanca ya ha adelantado las grandes línea de una estrategia que pasa en gran medida por aumentar la vacunación. Actualmente, el 73 por ciento de la población ha completado ya la pauta, pero este nivel se antoja insuficiente ante la llegada de ómicron.

Estados Unidos registra una media diaria de contagios superior a los 130.000, casi el doble que hace dos meses y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) estiman que casi tres de cada cuatro casos corresponden a ómicron. Las autoridades de Texas notificaron el lunes la que podría ser la primera muerte conocida por esta variante, según ABC News.

La Casa Blanca recuerda que hay 90.000 puntos de vacunación habilitados e insiste en que, sin estas inyecciones, el riesgo de sufrir un cuadro grave de COVID-19 se multiplica. En este sentido, apuesta también por las dosis de refuerzo y porque se inmunicen los niños menores de once años.

En relación a las pruebas, Estados Unidos dispone ya de 20.000 lugares donde realizarse un test de forma gratuita y prevé ampliar la implicación federal, con nuevos enclaves llamados a reforzar la capacidad de los estados a la hora de detectar casos. El primero de ellos se abrirá esta misma semana en Nueva York.

Biden quiere, además, acelerar la producción de estos productos y repartir test rápidos que los ciudadanos puedan realizarse en sus domicilios. La Administración comprará 500 millones que comenzarán a estar disponible en enero y que la población podrá solicitar de forma gratuita a través de Internet.

El plan contempla el refuerzo de las capacidades hospitalarias, especialmente en aquellas zonas donde haya sobrecarga por el aumento de casos de COVID-19. Unos mil trabajadores sanitarios del ámbito militar estarán disponibles para acudir a los centros más saturados en enero y febrero del año entrante.

Tags

Lo Último


Te recomendamos