Mundo

Argentina: intentan evitar cortes de luz por ola de calor

BUENOS AIRES (AP) — En medio de la ola de calor más intensa en décadas en Argentina, el gobierno pidió el jueves a las industrias que reduzcan su producción y dispuso que los empleados públicos trabajen desde sus casas para reducir el consumo eléctrico y evitar que se produzcan apagones como el que recientemente afectó a 700.000 usuarios.

En un decreto publicado en el boletín oficial el gobierno estableció el trabajo remoto “de los agentes de todas las jurisdicciones, organismos y entidades del Sector Público Nacional” a partir del mediodía y se prolongue jueves y viernes, cuando está previsto que las temperaturas superen los 40 grados centígrados en distintos puntos del país.

El Ejecutivo argumentó que el incremento de la demanda energética obedece a la “reactivación económica” y a las altas temperaturas registradas en el verano austral “por directa incidencia del fenómeno de La Niña, el cual afecta a gran parte de Sur de América”.

Están excluidos del alcance de la medida el personal de los Laboratorios e Institutos de Salud “Dr. Carlos G. Malbrán» -que estudian los casos de COVID-19-, el personal médico y las fuerzas de seguridad, entre otros empelados de servicios públicos.

El gobierno también ha instado a las distintas industrias a moderar la producción y a los ciudadanos a realizar un consumo responsable de la energía.

La portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti, dijo que la utilización de la potencia instalada estos días podría alcanzar los 28.800 megavatios (MW), un nivel “más elevado” que el del martes cuando se registró un récord de 27.234 MW y un corte de luz afectó a más de 700.000 usuarios de la capital argentina y varios municipios de los alrededores, dejando a sus habitantes a oscuras y sin aire acondicionado.

La concesionaria Edenor informó que el apagón se debió a la salida de servicio una línea de alta tensión debido a un incendio ocurrido en una vivienda en un municipio de las afueras de Buenos Aires que terminó generando inconvenientes en «máquinas generadoras” de una central. El Ente Nacional Regulador de la Electricidad “ha pedido más respuestas” a la empresa ya que no se quedó conformes con la explicación, indicó Cerruti.

Los cortes de luz son recurrentes en Argentina cuando el consumo eléctrico se dispara a causa de las altas temperaturas. Las concesionarias son cuestionadas por no realizar las inversiones necesarias, pero las empresas alegan que la falta de actualización de las tarifas por decisión del gobierno en un contexto inflacionario les impide invertir lo necesario para garantizar un adecuado suministro.

El martes la capital argentina registró 41,1 grados centígrados, “la temperatura más alta desde 1957, cuando el termómetro llegó a los 43,3 grados”, indicó a The Associated Press Cindy Fernández, portavoz del Servicio Meteorológico Nacional. El registro del martes fue además el segundo más alto medido en Buenos Aires desde 1906.

El jueves la máxima temperatura estimada en la capital es de unos 37 grados, pero en provincias del centro, oeste y noroeste llegará a los 43. En tanto, el viernes el termómetro seguirá escalando en la capital hasta 42 grados o más y en otros puntos del país superará los 40.

Según la experta, la ola de calor “es extraordinaria” porque se están alcanzado más de 40 grados durante varios días en provincias que desde hace años no los registraban y la ola de calor afecta prácticamente a todo país, a excepción de las provincias de Santa Cruz y Tierra del Fuego, en el sur.

Uruguay, Paraguay y el sur de Brasil -que como Argentina están bajo el efecto del fenómeno de La Niña- también sufren actualmente una ola de calor, indicó Fernández.

La experta acotó que “es muy pronto determinar si esta situación responde al cambio climático” ya que es necesario “que el evento termine» y analizar los datos. “Pero sí sabemos que con el cambio climático las olas de calor son más frecuentes e intensas y es esperable que en el futuro tengamos olas de calor más recurrentes”, indicó.

Tags

Lo Último


Te recomendamos