Mundo

AMP.-Siria.- Autoridades kurdas imponen un toque de queda en Hasaka ante los combates con Estado Islámico en una prisión

La coalición dice que el grupo yihadista “dictó una sentencia de muerte para muchos de los suyos”

La coalición dice que el grupo yihadista «dictó una sentencia de muerte para muchos de los suyos»

MADRID, 24 (EUROPA PRESS)

Las autoridades kurdas en el noreste de Siria han impuesto un toque de queda de una semana en la provincia de Hasaka ante los enfrentamientos contra el grupo yihadista Estado Islámico en torno a una prisión atacada la semana pasada.

La Comisión de Interior de la Administración Autónoma del Norte y el Este de Siria (AANES) ha indicado que la medida no afecta a los servicios esenciales, incluidas las panaderías, centros de salud y oficinas públicas.

Por otra parte, ha resaltado que el «fracaso» de Turquía a la hora de impedir las actividades de las autoridades kurdas en Siria le han llevado a «recurrir» a Estado Islámico para «socavar» a las fuerzas kurdas, según ha recogido la agencia siria de noticias NPA.

Durante las últimas horas, la coalición internacional encabezada por Estados Unidos ha llevado a cabo bombardeos contra posiciones de los yihadistas en la prisión de Ghueran, sin que haya informaciones sobre víctimas, tal y como ha informado el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

El organismo, con sede en Londres e informantes en el país, ha apuntado que la coalición ha reiniciado sus ataques a primera hora del día, antes de agregar que se han registrado combates entre los yihadistas y las fuerzas de seguridad kurdas.

Los combates se han retomado después de que Estado Islámico haya rechazado el ultimátum dado por las fuerzas kurdas para que los atacantes se rindan y entreguen las armas, tras unos combates que han dejado hasta ahora más de 200 muertos.

Por su parte, el comandante del la misión ‘Resolución Inherente’, John Brennan Jr., ha destacado que «en su desesperado intento de mostrar relevancia, Estado Islámico ha dictado una sentencia de muerte para muchos de los suyos que participaron en este ataque».

«Muchos detenidos de Estado Islámico robaron armas a los guardias de prisión a los que asesinaron y tras ello se enfrentaron a las fuerzas de reacción rápida de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS)», ha señalado en un comunicado.

«Al contrario que Estado Islámico, la coalición adoptó importantes medidas para garantizar un tratamiento humano a los detenidos, pero se alzaron en armas y se convirtieron en una amenaza activa y, en respuesta, fueron enfrentados y murieron a manos de las FDS y de los bombardeos de la coalición», ha resaltado.

Por último, la coalición ha hecho hincapié en que garantizará la seguridad de los detenidos que no han participado en el ataque y ha expresado su confianza en que el intento de fuga no suponga una «amenaza significativa» para Irak o los países de la región.

EVACUACIÓN DE NIÑOS DE LA PRISIÓN

En este contexto, la organización no gubernamental Save the Children ha reclamado este lunes la «evacuación inmediata» de cerca de 700 niños de la prisión, después de que las FDS dijeron que no podían asumir la responsabilidad de la situación de los niños atrapados debido a los combates.

La ONG ha indicado que alrededor de 700 niños se encuentran detenidos en Ghueiran, después de que las FDS tomaran la ciudad de Baghuz, el último bastión de Estado Islámico en 2019, sin que por ahora haya informaciones sobre su situación en la interior de la prisión.

En este sentido, Save the Children ha indicado que el organismo y otras organizaciones han recibido unas grabaciones de audio que apuntan a que ya ha habido víctimas entre los menores, mientras que las FDS han señalado que los niños estaban siendo usados como escudos humanos.

«Lo que escuchamos de la prisión de Ghueiran es profundamente angustioso. La información sobre niños asesinados o heridos es trágica e indignante», ha indicado Sonia Khush, directora de respuesta humanitaria de Save the Children en Siria.

«Todos los involucrados en los combates en la prisión de Ghueiran tienen la responsabilidad de proteger a estos niños de cualquier daño y los instamos a tomar todas las medidas posibles de inmediato para garantizar que estos niños puedan salir a salvo», ha añadido.

Asimismo, la ONG ha reclamado que los niños reciban apoyo médico por las heridas sufridas y contar con acceso a servicios psicológicos para recuperarse del trauma de cara a su futura reintegración en la sociedad.

Save the Children ha resaltado que muchos de los niños recluidos en la prisión son de países extranjeros, por lo que ha considerado a los gobiernos de estos países como responsables de la situación. «El riesgo de muerte o lesiones está directamente relacionado con la negativa de estos gobiernos a llevárselos a casa», ha zanjado Khush.

El asalto comenzó el jueves con dos atentados suicidas de camiones cargados con explosivos detonados en la puerta principal y uno de los muros de la prisión, ha informado la agencia de noticias Amaq, afín al grupo yihadista.

Las FDS aseguran por su parte que unos 200 suicidas participaron en la incursión, que consideran ya la acción más importante del grupo en los tres últimos años.

Las FDS anunciaron el 23 de marzo de 2019 la toma de la localidad de Baghuz y la caída del conocido como califato de Estado Islámico en su forma territorial, ya que no controlan ninguna zona en Siria ni en Irak, donde fue derrotado en diciembre de 2017.

Sin embargo, el grupo ha incrementado sus ataques durante los últimos meses, especialmente en el citado triángulo entre las provincias sirias de Alepo, Hama y Raqqa, lo que ha provocado que el Ejército de Rusia haya aumentado igualmente sus bombardeos en apoyo a las tropas gubernamentales, que mantienen un tenso ‘statu quo’ con las milicias de la región autónoma kurda del noreste del país.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos