Mundo

Invadir Ucrania sería “sangriento” y podría convertirse “en una nueva Chechenia”

El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, advirtió a Rusia de que invadir Ucrania sería “doloroso, violento y sangriento” y ha alertado de que la situación podría convertirse “en una nueva Chechenia”. Moscú dice que no esperará interminablemente las respuestas de Estados Unidos y la OTAN a sus demandas de seguridad.

El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, advertió este lunes a Rusia de que invadir Ucrania sería «doloroso, violento y sangriento» y ha alertado de que la situación podría convertirse «en una nueva Chechenia».

Johnson, que ha defendido la decisión de sacar a personal británico de la Embajada de Reino Unido en Ucrania, ha indicado que es «prudente» llevar a cabo este tipo de «cambios» mientras la Inteligencia tiene «claro» el despliegue militar ruso en la frontera con su país vecino, que ha hecho saltar las alarmas ante una posible invasión. En respuesta, países de la OTAN han desplegado medios adicionales.

Según el ‘premier’ británico, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, está planeando «una guerra relámpago», pero ha avisado de que este sería «un paso desastroso», según ha recogido Sky News. «Creo que es muy importante que la gente en Rusia entienda que esto puede ser una nueva Chechenia», ha incidido, antes de asegurar que ha visitado Ucrania y «conoce» a los ucranianos. «Mi opinión es que van a luchar», ha indicado.

Cuestionado sobre si cree que una potencial invasión es inminente, Johnson ha explicado la Inteligencia «es bastante pesimista» al respecto en estos momentos y ha reconocido que «hay un conjunto muy, muy grande de fuerzas rusas» y es necesario «tomar las medidas necesarias». No obstante, ha considerado que este escenario es «evitable» y, a su juicio, «el sentido común aún puede prevalecer».

Si Occidente ignora demandas de Putin “sentirá las consecuencias en su cuello”

Por su parte, Rusia está de nuevo endureciendo su retórica y dice que no esperará interminablemente las respuestas de Estados Unidos y la OTAN a sus propuestas de seguridad. El jefe de la delegación rusa en las conversaciones en Viena sobre seguridad militar y control de armas, Konstantin Gavrilov ha dicho que si Occidente ignora las demandas de Moscú, entonces Rusia protegerá su seguridad en Europa por otros medios. En ese caso, las consecuencias las sentirán “tanto los estadounidenses como los europeos en sus cuellos”, ha remarcado Gavrilov.

Moscú asegura que Kiev está concentrando una gran cantidad de fuerzas en la línea de contacto con Donbás, y lo considera una prueba de que Ucrania se está preparando para lanzar una ofensiva. Así lo ha anunciado el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, a los periodistas, mientras otros portavoces rusos retomaban la escalada verbal contra Estados Unidos y la OTAN.”Las autoridades ucranianas están concentrando cantidades enormes de fuerzas y medios en la línea de contacto con las repúblicas autoproclamadas [de Donetsk y Lugansk]. De hecho, el carácter de esta concentración apunta a los preparativos para acciones ofensivas”, dijo Peskov ante la prensa.El Kremlin añadió que Rusia está preocupada por esta situación y pidió a la OTAN que disuada a Kiev de recurrir a la fuerza para resolver el conflicto. Peskov denunció la “histeria” en Europa por las acusaciones que se multiplican una invasión rusa inminente.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos