Mundo

Brasil.- El TSE dice que las filtraciones de Bolsonaro ayudaron a los ‘hackers’ a atacar su sistema de seguridad

El jefe del Tribunal Superior Electoral (TSE), el juez Luís Roberto Barroso, ha denunciado que los datos de una investigación confidencial del organismo filtrados por el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, han servido para que “milicias digitales” pongan en peligro la seguridad del sistema.

MADRID, 2 (EUROPA PRESS)

El jefe del Tribunal Superior Electoral (TSE), el juez Luís Roberto Barroso, ha denunciado que los datos de una investigación confidencial del organismo filtrados por el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, han servido para que «milicias digitales» pongan en peligro la seguridad del sistema.

Barroso, quien también es juez del Tribunal Supremo, ha recordado cómo Bolsonaro «filtró» en redes sociales la información confidencial sobre ataques al TSE que el organismo facilitó a la Policía Federal, «revelando datos que ayudaron a milicias digitales y piratas informático de todo el mundo a invadir nuestros equipos».

«El presidente de la república filtró la estructura interna de la TI (tecnología de información) del Tribunal Superior Electoral. Hemos tenido que tomar una serie de medidas de refuerzo de la seguridad cibernética de nuestros sistemas para protegernos», ha explicado Barroso durante la primera sesión del año del TSE.

«Faltan adjetivos para calificar la actitud deliberada de facilitar la exposición del proceso electoral brasileño para ataques criminales», ha condenado el presidente del TSE, con quien Bolsonaro ha mantenido en los últimos meses una enconada relación basada en vituperios y diatribas varias.

El episodio al que Barroso hace referencia data de agosto del año pasado, cuando Bolsonaro en su intervención semanal a través de sus redes sociales reveló de manera íntegra el contenido de una investigación de la Policía Federal sobre un ataque informático a los sistemas del TSE.

A pesar de que dicho ataque no supuso, según el TSE, ningún riesgo para el buen funcionamiento de las presidenciales de 2018, el presidente brasileño utilizó dicha investigación para poner en cuestión las urnas electrónicas, como parte de la particular cruzada que desde hace unos meses está llevando a cabo para cuestionar la credibilidad de las próximas elecciones.

La divulgación de estas informaciones hizo que el TSE pidiera una investigación, que actualmente está en curso en el Tribunal Supremo y en la que debería de haber intervenido el presidente Bolsonaro la semana pasada, pero no acudió a la cita, alegando que el caso no era confidencial, a pesar de que la Policía Federal ha insistido en que sí eran datos reservados.

Barroso ha vuelto a insistir en la validez de la urna electrónica, objetivo este sistema de los ataques de Bolsonaro, poniendo como ejemplo las recientes elecciones en Portugal, donde ha participado como observador internacional.

«Un espectáculo de organización y democracia, debate público de calidad que no fue dominado por el odio y la desinformación en redes sociales. A pesar de la sorpresa, todos aceptaron el sorprendente resultado con civismo y respeto a los ganadores, sin acusaciones infundadas de fraude, sin groserías», ha destacado.

En ese sentido, en lo que respecta a la desinformación, Barroso ha señalado que cualquier plataforma digital o de redes sociales que quiera operar en Brasil «tiene que estar sujeta a la legislación y a las autoridades judiciales brasileñas».

«Ninguna red social se puede transformar en un espacio mafioso, donde circule pedofilia, venta de armas, de drogas, noticias falsas, o campañas de ataque a la democracia, como ya publicó la prensa nacional, que durante semanas observó lo que circula por redes y como pretenden actuar en Brasil.

Tags

Lo Último

Te recomendamos