Mundo

Libia.- MSF pide a Italia y la UE poner fin al apoyo prestado al sistema de detención y devolución de migrantes en Libia

Acusa a Bruselas de “patrocinar” cinco años de violencia y abusos en el país africano

Acusa a Bruselas de «patrocinar» cinco años de violencia y abusos en el país africano

MADRID, 2 (EUROPA PRESS)

La organización Médicos Sin Fronteras (MSF) ha pedido este miércoles al Gobierno de Italia y la Unión Europea que pongan fin al apoyo prestado durante años al sistema de detención y devolución de migrantes, refugiados y solicitantes de asilo en Libia.

En un comunicado, la ONG ha lamentado que Bruselas haya sido partícipe de la violencia y abusos en Libia y el Mediterráneo central y ha denunciado que «miles de personas son víctimas de la trata, la explotación, la detención arbitraria, la tortura y la extorsión en Libia por el simple hecho de ser migrantes».

«A su llegada al país norteafricano, muchas personas migrantes son secuestradas y mantenidas cautivas por milicias u otros grupos armados, o utilizadas por los traficantes y contrabandistas como moneda de cambio», ha alertado antes de indicado que «los migrantes (…) son discriminados, perseguidos y se enfrentan a la amenaza constante de detenciones masivas y encarcelamientos arbitrarios».

Mustafá, un migrante maliense, ha señalado que la situación es «catastrófica». «Un extranjero es como un diamante de sangre: puede ser secuestrado para sacarle dinero. Dinero a cambio de ser liberado y luego quizás secuestrado de nuevo. Algunos migrantes acaban muriendo en la cárcel, y cuando lo hacen, simplemente los tiran como si fueran animales. Sus familias ni siquiera saben dónde están enterrados», ha explicado.

«Por eso la gente como yo sufrimos aquí. Y Europa está dando herramientas para alimentar este sistema de sufrimiento», ha aseverado.

Según varios informes internacionales, los migrantes y refugiados reciben un trato atroz en Libia. En noviembre de 2021, la misión de investigación de la ONU en Libia determinó que estas violaciones constituían crímenes contra la humanidad.

Sin embargo, tal y como ha afirmado MSF, los gobiernos europeos «han mirado hacia otra parte ante estos crímenes». «Las abrumadoras evidencias no les han impedido hacer tratos con las autoridades libias para controlar la migración a Europa», han advertido.

En febrero de 2017, el Gobierno italiano firmó un acuerdo patrocinado por la UE con el Gobierno libio, el Memorando de Entendimiento sobre Migración, que fue renovado en 2020 por otros tres años y forma parte de una estrategia defensiva más amplia de los gobiernos europeos basada en un enfoque de seguridad contra los migrantes. «En lugar de darles protección, se trata de mantenerlos fuera», recoge el texto.

En virtud de este acuerdo, Italia y la UE han ayudado a los guardacostas libios a mejorar su capacidad de vigilancia marítima, proporcionándoles apoyo financiero y medios técnicos. Desde 2017, Italia ha destinado 32,6 millones de euros a misiones internacionales de apoyo a los guardacostas libios, 10,5 millones de ellos en 2021.

APOYO DE LA UE A LIBIA

MSF ha explicado que más de 455 millones de euros han sido proporcionados a Libia para frenar los flujos migratorios, la repatriación voluntaria y el desarrollo, mientras que otros 57 millones de euros serán destinados a las autoridades para gestionar las fronteras.

Desde la firma del acuerdo, la Guardia Costera de Libia ha interceptado a más de 83.000 personas, mientras que desde 2017 han fallecido más de 8.000 en el Mediterráneo central. En 2021, las muertes en el Mediterráneo central (1.553) aumentaron un 50 por ciento respecto al año anterior (999)..

La ONG ha sostenido además que entre enero y junio de 2021 se iniciaron nueve procedimientos judiciales contra organizaciones de rescate, que están siendo «criminalizadas».

«Esta ayuda se produce a costa de los Derechos Humanos de migrantes y refugiados, ya que prácticamente todas las personas interceptadas en el mar por los guardacostas libios acaban en un centro de detención libio. El acuerdo entre Italia y Libia apoya el sistema de explotación, extorsión y abuso en el que se encuentran atrapados tantos migrantes», ha sostenido.

«Quienes cruzan el Mediterráneo no tienen más remedio que hacerlo», ha afirmado Juan Matías Gil, coordinador de las operaciones de búsqueda y rescate de MSF en el Mediterráneo central. «Los gobiernos europeos tienen el poder de decidir sobre las políticas migratorias y, sin embargo, han optado por estrategias de disuasión y defensa de las fronteras en lugar de respetar los derechos humanos y proteger la vida de las personas», ha matizado.

Así, ha asegurado que «en vez de crear alternativas voluntarias, legales y seguras para cruzar el Mediterráneo, la UE e Italia han llegado a un acuerdo en el que Libia sirve de lugar de contención para los migrantes y solicitantes de asilo», ha indicado.

Tags

Lo Último

Te recomendamos