Mundo

Perú.- El secretario de Estado para Iberoamérica viaja a Perú tras el vertido de Repsol

El secretario de Estado para Iberoamérica y el Caribe, Juan Fernández Trigo, ha viajado a Perú para mantener encuentros con las autoridades de este país y con representantes de la petrolera Repsol tras el derrame provocado por un barco de la petrolera española.

MADRID, 2 (EUROPA PRESS)

El secretario de Estado para Iberoamérica y el Caribe, Juan Fernández Trigo, ha viajado a Perú para mantener encuentros con las autoridades de este país y con representantes de la petrolera Repsol tras el derrame provocado por un barco de la petrolera española.

Según fuentes diplomáticas consultadas por Europa Press, Fernández Trigo permanecerá hasta mañana y tiene previsto encuentros tanto con las autoridades como con representantes de la multinacional, a quienes trasladará la voluntad de «trabajar conjuntamente y ver cómo mitigar los efectos del vertido» así como de cara a la recuperación a largo plazo de las zonas afectadas.

El ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, José Manuel Albares, se refirió el lunes durante su comparecencia ante la Comisión de Asuntos Iberoamericanos del Senado a los sucesos en Perú, «un accidente que todos lamentamos».

«Desde el primer momento tanto la compañía como el Gobierno estamos poniendo todo el ‘expertise’ que España tiene en vertidos para minimizar el impacto», aseguró el ministro, precisando que el Ejecutivo está en contacto tanto con Repsol como con el Gobierno peruano y subrayando que un vertido de este tipo «nos afecta a todos, da igual dónde ocurra».

CRÍTICAS CONTRA REPSOL

La visita se produce después de que el Gobierno peruano anunciara el lunes la paralización de las actividades de carga y descarga de hidrocarburos por parte de Repsol en aguas del país hasta que la empresa ofrezca garantías de que no se producirá otro vertido de crudo.

«Anunciamos la paralización de todas las actividades de carga y descarga de hidrocarburos en el mar peruano de parte del operador Repsol hasta que nos brinde las garantías técnicas que no se va a producir otro derrame en el mar», explicó el ministro de Medio Ambiente, Rubén Ramírez.

Según el ministro, «Repsol no ha dado las certezas que pueda afrontar un nuevo derrame en las otras tres líneas de carga y descarga que vienen operando en el país».

El Gobierno peruano ha venido criticando a la petrolera española por el vertido ocurrido el pasado 15 de enero a raíz del tsunami provocado por la erupción de un volcán en Tonga. Repsol ha defendido que se produjo por un «fenómeno marítimo imprevisible».

Tras la última decisión del Gobierno de Pedro Castillo, Repsol ha reconocido que no comparte la resolución «por considerarla desproporcionada e irrazonable, pero en aras de garantizar el suministro de sus productos, expresa su plena disponibilidad de colaboración con las autoridades peruanas, de modo que puedan reanudarse las actividades indicadas lo antes posible».

En este sentido, la petrolera ha subrayado que la Refinería La Pampilla abastece el 40% del mercado peruano de combustibles, por lo que la empresa hará todo lo posible «para evitar el riesgo de desabastecimiento de productos esenciales para los ciudadanos peruanos» al tiempo que sigue destinando «todos los recursos y esfuerzos en las tareas de limpieza del derrame y apoyo a las poblaciones y la fauna afectada».

Unos 18.000 metros cuadrados de playa han sido afectados por el vertido de petróleo de cerca de 12.000 barriles, una situación que ha afectado a distritos de la capital, Lima, como Ventanilla, Santa Rosa y Ancón, aunque el crudo también ha llegado hasta el mar de Chancay, distrito situado en la provincia de Huaral.

Tags

Lo Último

Te recomendamos