Mundo

Exportavoz de Benedicto XVI dice que “nunca trató de ocultar” el dolor de los abusos sexuales en la Iglesia

El sacerdote italiano Federico Lombardi, anterior director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede y portavoz de Benedicto XVI, ha asegurado que “nunca trató de ocultar” los casos de abusos sexuales en la Iglesia, sino que el “servicio a la verdad estuvo siempre en primer lugar”.

EUROPA PRESS - Archivo (EUROPA PRESS/Europa Press)

«Como colaborador puedo atestiguar que para él el servicio a la verdad ha estado siempre en primer lugar incluso para lo que era doloroso», ha asegurado Lombardi en una entrevista con los medios del Vaticano.

El también presidente de la Fundación Vaticana ‘Joseph Ratzinger – Benedicto XVI’ se ha mostrado «absolutamente convencido» de la sinceridad de sus palabras porque esa es «una característica de su personalidad y de su comportamiento a lo largo de su vida».

«Puedo dar testimonio, al haber vivido cerca de él como colaborador durante varios años –ha señalado Lombardi–. Nunca trató de ocultar lo que podría ser doloroso de reconocer para la Iglesia; nunca trató de dar una imagen falsa de la realidad de la Iglesia o de lo que está sucediendo. Así que creo absolutamente que no se puede dudar en absoluto de su veracidad. Y como él lo atestigua, creo que es justo acogerlo con confianza y convicción».

Lombardi también se ha hecho eco de las palabras de Benedicto XVI cuando asegura que la Iglesia es arrastrada a esta «grandísima culpa» cuando descuida el tema de los abusos sexuales o no la afronta «con la necesaria decisión y responsabilidad, como demasiadas veces ha sucedido y sucede».

«Hace referencias muy precisas a esta realidad, no desarrolla un discurso abstracto y genérico. Por tanto, su petición de perdón es también, en definitiva, una petición de oración para él, dirigida a Dios, pero también a sus hermanos, por tanto, a las víctimas como tales y a toda la comunidad de la Iglesia que se siente involucrada en esta gran falta ante Dios», ha asegurado el antiguo portavoz del Papa emérito.

Benedicto XVI –que cumplirá 95 años en abril– ha expresado en una carta su «profunda vergüenza», «gran dolor» y «sincera petición de perdón» por todos los abusos y errores, incluidos los que se produjeron durante su mandato durante sus 5 años como arzobispo de Múnich, 23 como prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, y casi 8 como Papa.

«Es una cuestión muy amplia en la que se siente implicado y ve toda la realidad de la gravedad de este asunto como algo de lo que hay que pedir perdón, purificarse y comprometerse con todas las fuerzas a cambiar de actitud y ser más fieles a las exigencias del Evangelio», ha asegurado Lombardi sobre las palabras del Papa emérito.

Recomendados:

DV Player placeholder

Tags


Lo Último