Mundo

España.- El envío de armas a Ucrania provoca división en la respuesta en Unidas Podemos, que el espacio minimiza

Enmarcan en matices de las distintas formaciones tras las críticas de Belarra a la decisión de Sánchez y el apoyo de Díaz y los comunes

Enmarcan en matices de las distintas formaciones tras las críticas de Belarra a la decisión de Sánchez y el apoyo de Díaz y los comunes

MADRID, 2 (EUROPA PRESS)

La decisión del envió de armas a Ucrania, anunciada hoy por el presidente Pedro Sánchez, ha suscitado diferencias en la respuesta de Unidas Podemos, que esta mañana se ha movido entre el apoyo a la medida de la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, y los ‘comunes’ a las críticas de la líder de Podemos, Ione Belarra, o el portavoz parlamentario, Pablo Echenique.

A pesar de esta disonancia, diversos sectores del espacio confederal han subrayado que el espacio confederal no existen problemas y lo enmarcan en posiciones partidistas, dado que cada organización tiene sus matices sobre la respuesta a este conflicto internacional.

Los máximos representantes de Unidas Podemos conocieron anoche el giro de posición del presidente respecto a dar material ofensivo a Ucrania y, de hecho, se lo llegó a trasladar personalmente a Díaz.

CRÍTICAS DE BELARRA Y ECHENIQUE

No obstante y una vez proferido el anuncio en sede parlamentaria, ya se ha apreciado algunas reacciones dispares en la bancada del espacio confederal y, al poco, la ministra de Derechos Sociales comparecía ante la prensa para expresar que el envió de armamento a Ucrania no era una medida eficaz, dado que la «escalada belicista» dirige a un escenario «peligroso e incierto».

Poco después fue Echenique quien directamente dijo al presidente que era un «error» proporcionar material ofensivo a la ciudadanía ucraniana, al entender que eso no iba a alterar la correlación de fuerzas en la guerra con Rusia. Durante su discurso, ha apelado a la necesidad de poner todos los esfuerzos diplomáticos en conseguir lograr un «alto el fuego», que permita una solución dialogada entre las dos partes.

A su vez, el exviprecpresidente Pablo Iglesias ha criticado también que el jefe del Ejecutivo ha incurrido en una contradicción, dado que hace dos días descartaba el envío directo de armamento, y lo enmarcaba en una respuesta ante la «presión mediática»

Desde sectores de la formación morada ya se admitía malestar y preocupación por el cambio de criterio del presidente del gobierno, aunque no les pillaba por sorpresa, y ahondaban en que la parte socialista ya sabía que esa deriva era una equivocación como trasladó el portavoz parlamentario cuando hace poco el consenso era priorizar la ayuda humanitaria, según fuentes de una parte del espacio confederal.

El lunes el coportavoz de la formación morada, Javier Sánchez-Serna, ya criticó que la decisión de la UE de mandar armas a la resistencia ucraniana «no va en la línea de la distensión» y que no se podía «hacer la guerra en nombre de la paz».

APOYO A SÁNCHEZ DE DÍAZ Y LOS COMUNES

Sin embargo y tras la posición de Belarra y Echenique, la vicepresidenta segunda comparecía brevemente ante los medios para manifestar que Sánchez tenía «todo el apoyo» y que se trataba de una decisión «seria», dado que «había millones de vidas en juego».

Una postura corroborada también por los ‘comunes’, donde se enmarca también el ministro de Universidades Joan Subirats, que por medio del presidente del grupo parlamentario Jaume Asens destacaba que Ucrania estaba siendo «invadida» y tenía derecho a defenderse», ante lo cual la comunidad internacional «no podía quedarse de brazos cruzados» sino ayudar.

LAS RELACIONES NO SE VEN AFECTADAS

No obstante, diversas fuentes de Unidas Podemos recalcan que las relaciones entre las diversas ramas que están bien y que el espacio confederal está compactado, dentro de las diferentes sensibilidades que lo componen y que en ningún caso suponen una contradicción.

En este sentido, quitan trascendencia a las distintas reacciones sobre la decisión del presidente, dado que es un asunto muy complejo y en el que afloran distintas matices que, en todo caso, se circunscriben al ámbito de partido, no en el seno del Gobierno.

A su vez, se entiende el papel de Díaz que como vicepresidenta y líder a Unidas Podemos dentro del Ejecutivo, debe propiciar la cohesión de la coalición que ha debatido constantemente sobre esta crisis internacional.

De esta forma, niegan que este asunto provoque división y que todo el seno de Unidas Podemos, que comparte una visión «pacificista» y favorable a la solución pacífica desde la diplomacia

Por otro lado justifican que Belarra puede dar su opinión como líder de un partido ante el cambio de posición mantenida hasta ahora por el presidente.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos