Mundo

Campanella: Rumbo de “Los Enviados” sigue en otro continente

En esta imagen difundida por Paramount+, Luis Gerardo Méndez, a la izquierda, y Miguel Ángel Silvestre en una escena de "Los enviados". (Paramount+ vía AP) En esta imagen difundida por Paramount+, Luis Gerardo Méndez, a la izquierda, y Miguel Ángel Silvestre en una escena de «Los enviados». (Paramount+ vía AP) (PARAMOUNT+/AP)

NUEVA YORK (AP) — El padre Antequera y el padre Salinas se disponen a corroborar otro supuesto milagro tras su odisea por México en la primera temporada de “Los Enviados”.

La serie de ficción de ocho episodios, coescrita y codirigida por Juan José Campanella y disponible en Paramaount+, ya ha sido renovada para una segunda temporada que, según el cineasta argentino ganador del Oscar, “transcurre en otro continente”.

Protagonizada por el actor español Miguel Ángel Silvestre («Narcos», “Sense8”) como el padre Simón Antequera y el actor mexicano Luis Gerardo Méndez («Narcos: México», “Los Ángeles de Charlie”) como el padre Pedro Salinas, “Los Enviados” sigue a dos sacerdotes de la Congregación para las Causas de los Santos, el organismo del Vaticano encargado de comprobar y estudiar milagros de potenciales santos, que son enviados a México para constatar presuntas sanaciones milagrosas de otro clérigo conocido por realizarlas en un psiquiátrico.

Apenas llegan reciben la noticia de que el sacerdote que buscan ha desaparecido sin dejar rastro. Sus vidas y su fe son llevadas al límite cuando descubren una colonia psiquiátrica a las afueras del pueblo que parece esconder más de un secreto: un misterio enterrado durante décadas que subyace en cada habitante del pueblo.

Al igual que en producciones anteriores de Campanella, como la ganadora del Premio de la Academia a la mejor película en lengua extranjera “El secreto de sus ojos” de 2009, o la nominada al Oscar “El hijo de la novia” de 2001, el humor no deja de estar presente.

“A mí una cosa que siempre me ha gustado es la mezcla de géneros, mezclar cosas que generalmente se ven puramente desde el género con seres humanos reales y complejos y especialmente con sentido del humor”, dijo el realizador en una entrevista por videollamada con The Associated Press desde “algún lugar de la costa este” de Estados Unidos, como se limitó a decir. “Una de las cosas de las que el género adolece es generalmente el sentido del humor; muy pocas películas policiales, thrillers o de suspenso tienen … personajes que se mueven como somos nosotros: que se asustan, que se preocupan, que se angustian, que se les puede ocurrir un chiste, que se les puede ocurrir una cosa de humor”.

Campanella, quien también funge como productor ejecutivo, conversó sobre todo, desde los actores y el aspecto psicológico de la serie hasta el papa Francisco. Las respuestas fueron editadas para mayor brevedad y claridad.

AP: Miguel Ángel Silvestre y Luis Gerardo Méndez tienen una gran química en la pantalla. Cuando los viste en acción, ¿representaron todo lo que imaginabas a la hora de escribir el guion?

CAMPANELLA: ¡Los dos, eh! Los dos… Hay una escena de ellos en el capítulo 3 que nos hizo reír a carcajadas, ¡pero están serios! Tiene que ver también con las pausas. Luis Gerardo es un maestro de las pausas. Es una escena que está los dos esperando dentro de un auto. Mirá, yo conocía de ellos, de Luis Gerardo mucho su parte de humor y su parte de actor. En Miguel Ángel me sorprendió. Sorpresivamente, es un tipo que también maneja el “timing” muchísimo y me animé a hacerlo porque él, cuando empezamos a trabajar, manifestó su fanatismo prácticamente por “El secreto de sus ojos” y por “El hijo de la novia”, por ese estilo de humor, así que me animé a mandarme con esos diálogos y la verdad que los dos lo hacen a la perfección.

AP: El tema de la salud mental, que ha tocado a muchos durante la pandemia, es relevante al menos en los primeros episodios. ¿Tuvo esto algo que ver con los tiempos que vivimos?

CAMPANELLA: Está metido intrínsecamente en el tema de la serie: básicamente, ellos tienen que probar todo este tipo de cosas. Esta gente que existe, la Congregación para las Causas de los Santos que tiene que probar si es un milagro o no, toda la opción es que sea un truco de la mente, que esté bordeando en la locura. Haber visto una aparición de la virgen, ¿fue verdad? ¿Apareció la virgen o fue una alucinación? O sea que el tema de la locura es prácticamente te diría la opción científica. O es un milagro, o es algo relacionado con un mal funcionamiento de la cabeza. Así que sí, está en el meollo de la serie.

AP: ¿Te inspiró de alguna manera para hacer esto el hecho de que el papa Francisco sea argentino?

CAMPANELLA: No, no, no (risas). De hecho me tuve que reprimir para que no haya mucho humor al respecto. Bueno, en un momento alguien dice en la serie: “¿Qué tiene de malo? Al papa le gusta el fútbol también”. Pero es una pequeña referencia. No tiene nada que ver (risas).

AP: ¿Cómo y cuándo surgió la idea de “Los Enviados”?

CAMPANELLA: En el 2015. Estábamos terminando una serie en Argentina llamada “Entre caníbales” y en 100 Bares Producciones, que es la productora mía, uno de los coautores de esa serie pensó en estos personajes y empezó a desarrollarse dentro de la productora. Como siempre estoy a la búsqueda de mezclar géneros, siempre mi filosofía es cómo sería si agarro a un tipo normal — vos, yo, cualquiera — y lo meto en esta situación anormal. Me encantó la serie y la estuvimos desarrollando bastante tiempo, y finalmente con Viacom, con quienes tenemos un “deal” (acuerdo), se empezó a hacer. Se pospuso y se pospuso por la cuarentena, pero eso nos dio tiempo para desarrollarlo, para encontrar el humor.

AP: Quitando las complicaciones por la pandemia, ¿cuál dirías que fue el mayor reto a nivel de producción?

CAMPANELLA: Yo te diría que quizás el mayor reto … fue que filmamos los ocho capítulos como si fueran una película, es decir, los ocho capítulos abiertos, como se dice, no de a un capítulo por vez. Entonces quizás para los personajes estar en distintos lugares, en puntas distintas del drama, era más complicado. Lo mismo que el cambio de directores. A veces tenían tres directores distintos el mismo día. Esto fue así porque, bueno, con la pandemia todo el tema de locaciones se complica. Pero sacando eso, la verdad que fue un verdadero placer.

___

Sigal Ratner-Arias está en Twitter como https://twitter.com/sigalratner.

Recomendados:

DV Player placeholder

Tags


Lo Último