Mundo

El reto de los Packers es cobijar a Rodgers con talento

Brian Gutekunst, gerente general de los Packers de Green Bay, dijo el mes pasado que las preocupaciones por rebasar el tope salarial no deberían evitar que el equipo arme un plantel de calidad alrededor de Aaron Rodgers y Davante Adams si ambos jugadores se quedaban.

Gutekunst aparentemente tendrá la oportunidad de demostrarlo.

Los Packers designaron a Adams como jugador franquicia en el mismo día en el que Rodgers anunció que planea regresar a Green Bay para su 18va temporada, en lugar de solicitar un cambio de equipo o retirarse.

Con ello se resuelven dos de los mayores pendientes del plantel de los Packers.

Pero aún hay muchas preguntas en torno a un equipo que está por encima del tope salarial por 46 millones de dólares, de acuerdo con el sitio overthecap.com. El periodo de agencia libre está por iniciar la próxima semana.

Gutekunst dijo previo al scouting combine que estaba “muy confiado” en que los Packers podrían conformar un equipo competitivo sin dejar de pagar bien a Rodgers y Adams.

Los Packers están ansiosos por conseguir su primer título de Super Bowl desde el logrado en la temporada del campeonato de 2010. Y ello significa pagarles mucho dinero a sus mejores jugadores.

Rodgers hizo notar que todavía no había firmado nada y cuestionó un informe de NFL Network, el cual reportó que había acordado un contrato de cuatro años y 200 millones de dólares, con 153 millones en dinero garantizado. Adams ganará poco más de 20 millones esta temporada si Green Bay no consigue firmarlo con un acuerdo a largo plazo para el 15 de julio.

Adams recibió la etiqueta no exclusiva de jugador franquicia y todavía puede negociar con otros equipos, pero los Packers tienen la oportunidad de igualar cualquier oferta. En caso de no hacerlo, recibirían a cambio dos selecciones de primera ronda de draft.

Aunque los Packers mantendrían a uno de los mejores dúos de quarterback y receptor, las dudas giran en torno a otras opciones para Rodgers. Marquez Valdes-Scantling, Equanimeous St. Brown y el tight end Robert Tonyan todos son agentes libres sin restricciones. Allen Lazard es agente libre con restricciones. Randall Cobb, adquirido el año pasado, tiene un impacto de 9,5 millones de dólares en el tope salarial.

Los Packers podrían buscar opciones en el draft, pero no han seleccionado un receptor en la primera ronda desde que tomaron a Javon Walker en la vigésima posición global en 2002.

El reto de los Packers será atender el tema del tope salarial restructurando contratos de veteranos para reducir su impacto en la nómina, mientras se aseguran de armar un equipo competitivo para un quarterback de Salón de la Fama, que juega a un nivel de Jugador Más Valioso.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos