Mundo

El carbono marrón de los incendios está calentando el planeta

Los incendios forestales no solo devastan bosques sino que también calientan el planeta: el carbono marrón liberado por la quema de biomasa en el hemisferio norte acelera el calentamiento del Ártico.

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

Los incendios forestales no solo devastan bosques sino que también calientan el planeta: el carbono marrón liberado por la quema de biomasa en el hemisferio norte acelera el calentamiento del Ártico.

Un nuevo estudio publicado en la revista One Earth se centra en que los incendios forestales van acompañados de grandes columnas de humo marrón, formadas por partículas de carbono marrón suspendidas en el aire. Este humo supone un peligro para la salud, e incluso puede bloquear el sol del verano, y los investigadores sospechan que también podría estar contribuyendo al calentamiento global.

La temporada de incendios forestales de 2021 batió récords en todo el mundo, dejando tierras carbonizadas desde California hasta Siberia. El riesgo de incendio es cada vez mayor, y un informe publicado por la ONU el mes pasado advertía de que los incendios forestales van camino de aumentar un 50% para 2050.

En 2017, el buque rompehielos chino Xue Long se dirigió al océano Ártico para examinar qué aerosoles flotaban en el aire prístino del Ártico e identificar sus fuentes. Los científicos del buque tenían especial curiosidad por saber cómo afectaba al clima el carbono marrón liberado por los incendios forestales y cómo se comparaban sus efectos de calentamiento con los del carbono negro más denso procedente de la quema de combustibles fósiles a alta temperatura, el segundo agente de calentamiento más potente después del dióxido de carbono.

Sus resultados mostraron que el carbono marrón contribuía al calentamiento más de lo que se pensaba. «Para nuestra sorpresa, los análisis observacionales y las simulaciones numéricas muestran que el efecto de calentamiento de los aerosoles de carbono marrón sobre el Ártico es hasta un 30% del del carbono negro», afirma el autor principal Pingqing Fu, químico atmosférico de la Universidad de Tianjin.

«En los últimos 50 años, el Ártico se ha calentado a un ritmo tres veces superior al del resto del planeta, y parece que los incendios forestales están contribuyendo a esta discrepancia», añade. Los investigadores descubrieron que el carbono marrón procedente de la quema de biomasa era responsable de al menos el doble de calentamiento que el carbono marrón procedente de la quema de combustibles fósiles.

Al igual que el carbono negro y el dióxido de carbono, el carbono marrón calienta el planeta al absorber la radiación solar. Dado que el calentamiento de las temperaturas se ha relacionado con el aumento de los incendios forestales en los últimos años, esto conduce a un bucle de retroalimentación positiva.

«El aumento de los aerosoles de carbono marrón provocará un calentamiento global o regional, que aumenta la probabilidad y la frecuencia de los incendios forestales –explica Fu–. El aumento de los incendios forestales emitirá más aerosoles de carbono marrón, lo que calentará aún más la Tierra y hará que los incendios forestales sean más frecuentes».

Para futuras investigaciones, Fu y sus colegas planean investigar cómo los incendios forestales están cambiando la composición de los aerosoles a partir de fuentes distintas del carbono marrón. En concreto, están interesados en el efecto de los incendios sobre los bioaerosoles, que se originan en plantas y animales y pueden contener organismos vivos, incluidos los patógenos.

Mientras tanto, Fu insta a centrar la atención en la mitigación de los incendios forestales. «Nuestros resultados ponen de manifiesto la importancia de controlar los incendios forestales», resalta.

Tags

Lo Último

Te recomendamos