Mundo

Bennett afirma que Israel “hace frente a una oleada de terrorismo árabe” tras los últimos atentados

Abbas condena el ataque, aplaudido por Hamás y Yihad Islámica como “una reacción natural” ante los “crímenes” de Israel Entre los cinco muertos en el atentado hay dos ucranianos, según confirma la Embajada de Ucrania en Tel Aviv

Abbas condena el ataque, aplaudido por Hamás y Yihad Islámica como «una reacción natural» ante los «crímenes» de Israel

Entre los cinco muertos en el atentado hay dos ucranianos, según confirma la Embajada de Ucrania en Tel Aviv

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

El primer ministro de Israel, Naftali Bennett, ha denunciado que el país «hace frente a una oleada de terrorismo árabe» tras el atentado registrado el martes en Bnei Brak, en los alrededores de Tel Aviv, que se saldó con al menos cinco muertos, el tercero en el país en apenas una semana.

«Las fuerzas de seguridad están trabajando. Combatiremos el terrorismo con persistencia, diligencia y puño de hierro», ha manifestado. «No nos moverán de aquí, Prevaleceremos», ha señalado, al tiempo que ha trasladado sus condolencias a los familiares de las víctimas mortales.

Asimismo, ha recalcado en un vídeo que «lo que se vio durante la operación ‘Guardián de los Muros’ –la ofensiva militar contra la Franja de Gaza en mayo de 2021– era un presagio de las cosas que iban a pasar», en referencia al repunte de violencia entre árabes y judíos, según ha recogido el diario ‘The Times of Israel’.

«Tras un periodo de silencio, hay un arrebato violento por parte de los que intentan destruirnos, los que intentan dañarnos a toda costa, los que se mueven por el odio hacia los judíos y el Estado de Israel, los que están dispuestos a morir para que no podamos vivir en paz», ha sostenido.

«El secreto de nuestra existencia es nuestra amabilidad con los otros y nuestra determinación a la hora de defender la casa que construimos a toda costa», ha recalcado Bennett, quien celebró a última hora del martes una reunión de emergencia con el ministro de Defensa, Benjamin Gantz, y la cúpula de las fuerzas de seguridad.

Por su parte, Gantz destacó que las fuerzas de seguridad usarán «todos los medios» para poner fin a estos ataques. En este contexto, el Ejército israelí ha anunciado que incrementará el despliegue de militar en Cisjordania y en zonas fronterizas.

«Hemos atravesado momentos difíciles como pueblo y como país, entre oleadas de terrorismo, y siempre hemos ganado con determinación y firmeza, algo que haremos también esta vez», ha reseñado Ganz tras la reunión de la cúpula de seguridad para abordar esta oleada de ataques terroristas en Israel.

Entre los muertos en el atentado en Bnei Brak figuran dos ciudadanos ucranianos, según ha confirmado la Embajada de Ucrania en Tel Aviv. «La Embajada de Ucrania en Israel condena el atroz ataque terrorista en Bnei Brak», ha dicho en un mensaje en su cuenta oficial en la red social Facebook, antes de incidir en que «el aumento de la violencia y el terrorismo es inaceptable y debe ser detenido».

El ataque tuvo lugar tras la muerte de cuatro personas el 22 de marzo en un atropello intencionado y posterior ataque con arma blanca en la ciudad de Bersheeba (sur) y la muerte de dos policías tras ser tiroteados el domingo en Hadera. Estado Islámico reclamó la autoría de estos ataques.

CONDENA DE LA AUTORIDAD PALESTINA

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, ha condenado el ataque en Bnei Brak y ha argumentado que el asesinato de civiles palestinos e israelíes «sólo llevará a un mayor deterioro de la situación», especialmente ante la llegada de las celebraciones del Ramadán, la Pascua y el Pésaj.

Así, el mandatario palestino advirtió contra cualquier intento por parte de colonos israelíes u otros actores para «explotar este incidente condenable» y llevar a cabo ataques contra la población palestina, tal y como ha recogido la agencia palestina de noticias WAFA.

Abbas ha hecho además hincapié en que «el ciclo de violencia confirma que una paz justa, permanente y exhaustiva es el camino más corto para lograr seguridad y estabilidad para los pueblos palestino e israelí, así como para los pueblos de toda la región».

A las condenas se ha sumado el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, que ha criticado «los recientes ataques terroristas en Israel, que han causado la muerte de al menos once ciudadanos israelíes». «Estos actos de violencia nunca pueden ser justificados y deben ser condenados por todos», ha manifestado su portavoz, Stéphane Dujarric.

«El secretario general extiende sus sentidas condolencias a las familias de las víctimas y desea una pronta recuperación a los heridos», ha dicho. «En el espíritu de los próximos días santos, el secretario general pide un fin inmediato de la violencia, que sólo sirve para socavar las expectativas de paz», ha recalcado.

Por su parte, el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, ha condenado «firmemente» el ataque en Benir Brak y ha recordado que «llega tras otros dos horribles ataques terroristas en Hadera y Beersheba». «Esta violencia es inaceptable», ha manifestado.

«Los israelíes, como todas las personas del mundo, deben poder vivir en paz y sin miedo. Nuestros pensamientos están con las familias de los muertos en estos ataques. Que su recuerdo sea una bendición», ha zanjado Blinken en un comunicado publicado por el Departamento de Estado.

HAMÁS Y YIHAD ISLÁMICA APLAUDEN EL ATAQUE

Por contra, el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) ha aplaudido «la operación», que ha descrito como «una respuesta natural y legítima al terrorismo de la ocupación», si bien no ha reclamado la autoría del ataque, según ha recogido la agencia palestina de noticias Maan.

«Hemos advertido en repetidas ocasiones a los ocupantes de las consecuencias de incrementar sus violaciones y crímenes, dado que el pueblo palestino no permanecerá de brazos cruzados y hará frente al terrorismo con todos los medios», ha manifestado el grupo islamista, considerado un grupo terrorista por Israel, Estados Unidos y la Unión Europea (UE), entre otros.

En esta línea se ha expresado Yihad Islámica –también considerado como una organización terrorista–, que ha resaltado que «la operación en Tel Aviv es una confirmación de la insistencia de los palestinos a la hora de hacer pagar a los ocupantes el precio por sus agresiones y terrorismo».

Así, ha dicho que Israel «tiene toda la responsabilidad de los crímenes que perpetra» y ha subrayado que «estas operaciones son una reacción natural al derramamiento de sangre, la muerte y la destrucción de viviendas y campos de cultivo por parte de la ocupación y los colonos».

«Esta operación es una respuesta a los llantos de niños, madres y padres que perdieron a sus seres queridos como resultado de los crímenes de la agresión sionista, mientras la conciencia de la comunidad internacional estaba dormida y en silencio ante esta brutal agresión», ha remachado.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos