Mundo

Agujero negro de eslabón perdido encontrado acechando a plena vista

Un agujero negro supermasivo recién descubierto en el Universo primitivo que podría proporcionar el eslabón perdido en la evolución de los cuásares, algunos de los objetos más brillantes del espacio.

MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

Un agujero negro supermasivo recién descubierto en el Universo primitivo que podría proporcionar el eslabón perdido en la evolución de los cuásares, algunos de los objetos más brillantes del espacio.

Este nuevo objeto fue descubierto en el lugar más improbable: observaciones ya archivadas de una de las regiones del cielo más estudiadas. Este resultado es importante para comprender la evolución de los agujeros negros supermasivos, como el que se esconde en el centro de nuestra Vía Láctea. Y el método de descubrimiento sugiere que hay más sorpresas esperando ser descubiertas en los datos de archivo, según publican en Nature los descubridores, liderados por Seiji Fujimoto, del Cosmic Dawn Center (DAWN) en el Instituto Neils Bohr de la Universidad de Copemnhague.

Los cuásares, objetos extremadamente brillantes alimentados por materia que cae en un agujero negro supermasivo, se formaron temprano en la historia del Universo, solo 700-800 millones de años después del Big Bang. Se cree que los cuásares evolucionaron a partir de agujeros negros supermasivos en galaxias polvorientas con formación de estrellas, una clase de galaxias que también se ha confirmado que aparecieron en una etapa temprana. Pero no ha habido evidencia directa que vincule a los dos.

Los investigadores encontraron evidencia del eslabón perdido mientras analizaban los datos archivados del Telescopio Espacial Hubble para una región del cielo conocida como el «campo Hubble GOODS North» en la constelación Ursa Major. Este campo ha sido estudiado extensamente por Hubble y otros telescopios líderes en el mundo. El equipo notó un objeto, apodado GNz7q, que parece ser un agujero negro que estaba comenzando a dominar a su galaxia anfitriona en el proceso de convertirse en un cuásar. Los datos de archivo adicionales, incluido el Telescopio Subaru, que puede ver más lejos en longitudes de onda infrarrojas que el Hubble, permitieron a los astrónomos distinguir el agujero negro de su galaxia anfitriona.

En un comunicado del NAOJ (National Astronomical Observatories of Japan) Seiji Fujimoto explica su visión para futuras investigaciones: «La Hyper Suprime-Cam del Telescopio Subaru también ha descubierto una gran cantidad de cuásares en el universo primitivo, y otras observaciones con el radiotelescopio ALMA y el James Webb [Telescopio espacial] han sido programados. El análisis detallado en múltiples longitudes de onda con una combinación de estos telescopios puede encontrar incluso más objetos como GNz7q en el futuro».

Tags

Lo Último

Te recomendamos