Mundo

Golpe para López Obrador y alivio para Iberdrola

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, acusó a los parlamentarios de la oposición de ir contra los intereses nacionales y favorecer los de las empresas extranjeras al rechazar su propuesta de reforma eléctrica. AMLO buscaba dar mayor poder a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y hubiera limitado al 46% la participación del sector privado en la generación de electricidad

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, acusó a los parlamentarios de la oposición de ir contra los intereses nacionales y favorecer los de las empresas extranjeras al rechazar su propuesta de reforma eléctrica.

La Cámara de Diputados de México rechazó este fin de semana la iniciativa presentada por López Obrador tras una sesión de más de doce horas en la que el Ejecutivo alcanzó los dos tercios de los votos necesarios para su aprobación. La votación se saldó con 275 apoyos y 223 votos en contra.

En este contexto, el mandatario ha tildado de «muy lamentable» lo ocurrido en el pleno, si bien ha reconocido que «no es extraño». «Un grupo de legisladores que, en vez defender los intereses de la nación, se convirtieron en francos defensores de empresas extranjeras que se dedican a robar y estos diputados respaldaron a los saqueadores», ha criticado.

En una conferencia de prensa desde el Palacio Nacional, López Obrador ha vinculado a los diputados «conservadores», a quienes ha definido como «vende patrias», de atentar contra los intereses generales del país y alinearse con naciones extranjeras, según el diario ‘El Universal’.

“¿Por qué van a votar por Iberdrola? ¿Por qué van a votar por las empresas que tienen como propósito el lucro y se han dedicado a corromperlo todo?”

—  AMLO

La reforma pretendía establecer que al menos el 54 por ciento de la energía fuera gestionada por la Comisión Federal de Electricidad (CFE), en lugar del 38% que maneja actualmente, dejando en manos privadas y compañías extranjeras el 62% del control energético.

La oposición argumentó su rechazo a la reforma en que llevaría a un aumento de las emisiones de gases contaminantes y a un encarecimiento de la electricidad, algo que, sin embargo, el propio presidente de México ha desmentido en varias ocasiones.

Otro de los opositores de la reforma es Estados Unidos. El país vecino ha sostenido que el dictamen podría perjudicar sus inversiones, por lo que planteó al Ejecutivo de López Obrador una serie de requerimientos.

Presencia de Iberdrola en México

Iberdrola México dispone en el país de una capacidad instalada de más de 9.3 GW a través de 16 centrales de ciclo combinado y cogeneraciones, 693 MW en siete parques eólicos y 470 MW en tres parques fotovoltaicos, con presencia en 15 estados del país.

El 16% de la energía del país fue generada por Iberdrola México en el año 2019. La capacidad instalada de Iberdrola México supone un 12% de la potencia total del país, o un 25% de la que es propiedad de empresas privadas. Además, se trata del cuarto generador privado de energía renovable en el país, con una potencia instalada de 637 MW.

En el primer trimestre de este año la producción de la compañía en México creció un 8.8 % hasta 13,145 GWh. Se trata del segundo país con más producción  (31%), después de  España (33%), seguida de Estados Unidos (14 %), y Brasil (13 %).

Nacionalizar el litio

Después del fracaso de su iniciativa energética, López Obrador expresó que espera que el Congreso apruebe su reforma a la Ley Minera para nacionalizar el litio y planteó la creación de una empresa estatal. La reforma contempla que no habrá concesiones ni contratos porque será “de la nación y administrado por el Estado mexicano”.

La empresa con capital chino Bacanora Lithum tiene ahora una concesión en Sonora, en el noroeste, que le permitiría extraer 35 mil toneladas por año de carbonato de litio. Se trata de uno de los mayores yacimientos del mineral del mundo, con 8.8 millones de toneladas equivalentes con reservas que durarían 250 años. Pero López Obrador reiteró que no permitirá a extranjeros explotar litio aunque tengan concesiones previas.

En España piden tasa Iberdrola para apoyar a clases bajas

Podemos ha propuesto al Ejecutivo de coalición desplegar un descuento del 40% en el precio de la tarifa regulada durante seis meses, sufragado desde los beneficios «obscenos» de las eléctricas, y prohibir la cláusulas de permanencia que exigen estas compañías.

«El coste (de la rebaja del 40%) tienen que pagarlos las eléctricas, que están robando y saqueando desde hace tiempo pero ahora, además, con precios insostenibles», ha trasladado en rueda de prensa el coportavoz de la formación morada, Pablo Fernández, para bautizar la propuesta como ‘tasa Iberdrola’.

Al respecto, ha apelado a la necesidad de articular estas medidas y ampliar más la protección a los consumidores, tras la aprobación a finales de marzo del bono social a 600 mil familias más.

Y es que pese a esa subida del bono social, Podemos entiende que hay un tramo de hogares que se asuman a la vulnerabilidad energética y no llegan a beneficiarse de esta medida. Por tanto, proponen ese descuento del 40% a familias con ingresos inferiores a 40 mil euros anuales.

Fernández ha apuntado que es hora de que las compañías eléctricas «empiecen a arrimar el hombro» para minorar el recibo de la luz, ante sus «sangrantes» beneficios ‘caídos el cielo’.

Junto a ello, Podemos demanda la prohibición de las cláusulas de permanencia de contratos de las compañías eléctricas, que a juicio del dirigente «amenazan» con repercutir en el mercado libre el tope del gas que impulsa el Ejecutivo.

De esta forma, cree que retirar esa condición de permanencia es la opción para que no carguen ese descuento a los clientes de forma generalizada.

PROPUESTAS ANTERIORES SOBRE EL MERCADO ELÉCTRICO

La formación morada ya ha planteado varias iniciativas en el plano energético, como crear una empresa pública de energía o aplicar un recargo del 10% en el Impuesto de Sociedades para estas compañías.

Recientemente y con motivo del paquete de medidas anticrisis, solicitó incluir un ‘cheque energético’ de 300 euros a familias con ingresos inferiores a los 70 mil euros brutos anuales.

Además, la formación morada apostó por topar el precio del gas en 35 euros el megavatio hora, una franja que ha planteado España y Portugal a Bruselas para reducir el recibo de la electricidad en ambos países.

Tags

Lo Último

Te recomendamos