Mundo

Á Unos 16 millones de personas necesitan ayuda urgente por sequía en el Cuerno de África, según Save the Children

La organización no gubernamental Save the Children ha alertado este jueves de que más de 16 millones de personas necesitan urgentemente ayuda alimentaria en Etiopía, Kenia y Somalia a causa de la intensa sequía en el Cuerno de África y ha afirmado que el impacto de la guerra en Ucrania contribuirá a elevar los precios de los alimentos, lo que podría ahondar la crisis que atraviesa esta parte del continente africano.

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

La organización no gubernamental Save the Children ha alertado este jueves de que más de 16 millones de personas necesitan urgentemente ayuda alimentaria en Etiopía, Kenia y Somalia a causa de la intensa sequía en el Cuerno de África y ha afirmado que el impacto de la guerra en Ucrania contribuirá a elevar los precios de los alimentos, lo que podría ahondar la crisis que atraviesa esta parte del continente africano.

La ONG ha incidido en que el mal comienzo de la temporada de lluvias en la región ha incrementado los temores de que la peor sequía en décadas pueda tener «resultados catastróficos» y ha argüido que el conflicto entre Ucrania y Rusia «amenaza con llevar a las familias y los niños y niñas en el Cuerno de África a una mayor miseria».

Así, ha detallado que Kenia y Etiopía han recibido lluvias poco copiosas en las primeras siete semanas de la temporada de lluvias, mientras que los pronósticos de estos países apuntan a una temporada con precipitaciones por debajo de la media. En la actualidad hay 3,5 millones de personas en Kenia que carecen de alimentos y hasta 6,5 millones de personas en el sur de Etiopía necesitan ayuda.

En el caso de Somalia, 4,8 millones de personas –casi un tercio de la población– hacen frente a una grave escasez de alimentos, lo que ha llevado a Naciones Unidas a alertar sobre una inminente hambruna en tres meses debido a ‘La Niña’, una asistencia humanitaria adecuada y el repunte de los precios de los alimentos, lo que hace temer que se repita la catástrofe de 2011, cuando murieron 260.000 personas por hambre, la mitad de ellas niños de menos de cinco años.

En este sentido, el personal de la ONG en el país africano ha manifestado que sólo unas pocas zonas del país han recibido «pequeñas cantidades de lluvia» en las dos primeras semanas de la temporada de lluvias, mientras que los pronósticos apuntan igualmente a la posibilidad de una temporada por debajo del promedio entre abril y junio en el centro y el sur de Somalia.

A ello se suma que estos países importan el 90 por ciento de su trigo desde Rusia y Ucrania –con el 71 y el 18 por ciento, respectivamente–, mientras que estos países suponen además casi las tres cuartas partes de las exportaciones mundiales de aceite de girasol, igualmente muy utilizado en esta región del continente africano.

«Dado el aumento vertiginoso de los precios de los alimentos y el combustible en Somalia y el Cuerno de África, reiteramos que ahora es el momento de actuar y evitar una catástrofe», ha manifestado Mohamud Mohamed Hassan, director de Save the Children en Somalia, país en el que más de 720.000 personas han abandonado sus hogares en busca de alimentos y agua en los últimos ocho meses.

En esta línea, la directora de la ONG en Kenia, Yvonne Arunga, ha manifestado que «en las regiones áridas y semiáridas de Kenia, la gente se enfrenta a una situación alimentaria de emergencia y los niños y niñas tienen que conformarse con una comida al día». Cerca de 755.000 niños y 103.000 embarazadas y lactantes requieren tratamiento urgente por desnutrición aguda en el país.

«Sin una intervención urgente, cada hora empuja a las familias y los niños y niñas más y más al borde de la inanición», ha dicho. «Hacemos un llamamiento urgente a la comunidad internacional para que proporcione más fondos para la respuesta a la sequía antes de que la situación se salga de control», ha destacado Arunga.

En el caso de Etiopía, el director de Save the Children en el país, Xavier Joubert, ha destacado que «se prevé que la crisis del hambre empeore en los próximos meses debido a la cuarta temporada de lluvias por debajo del promedio prevista y la próxima temporada de escasez, que se extiende entre junio y septiembre».

«Las familias en la zona de Dawa de la región somalí adoptan todos los mecanismos de supervivencia posibles debido a la escasez de alimentos, como saltarse comidas y reducir las porciones de alimentos», aha reseñado. La ONG ha incidido en que la sequía está acabando con la resiliencia de la población, afectada por 16 meses de conflicto y dos años de pandemia de coronavirus.

En Etiopía, al menos 8,1 millones de personas necesitan ayuda alimentaria inmediata, con más de 286.000 personas obligadas a abandonar sus hogares en busca de alimentos y agua. La ONG ha destacado que las familias de pastores han perdido casi 1,5 millones de cabeza de ganado, lo que provocado que 890.000 niños y niñas menores de cinco años sufran desnutrición.

La advertencia de Save the Children ha sido emitida un día después de que el Programa Mundial de Alimentos de Naciones Unidas afirmara que la cantidad de personas hambrientas debido a la sequía en el Cuerno de África podría pasar de los catorce millones estimados actualmente a los 20 millones de personas.

Tags

Lo Último

Te recomendamos