Mundo

Trabajadores votan por sindicato independiente en México

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — Trabajadores mexicanos votaron una vez más a favor de un sindicato independiente, ahora en una ciudad donde las plantas ensambladoras fronterizas han estado dominadas principalmente por sindicatos de la vieja guardia.

Una junta laboral de gobierno anunció el viernes por la noche que los empleados en la fábrica Panasonic Automotive Systems en Reynosa, ciudad fronteriza frente a McAllen, Texas, votaron abrumadoramente a favor de que los represente un nuevo sindicato.

Los trabajadores en la maquiladora, como se le conoce a ese tipo de plantas, estuvieron representados mucho tiempo por un sindicato afiliado a la Confederación de Trabajadores de México (CTM). Esa federación por mucho tiempo ha mantenido bajos los salarios y firmado contratos a espaldas de los trabajadores.

El Sindicato Nacional Independiente de Trabajadores de Industrias y Servicios (SNITIS) “Movimiento 20/32” obtuvo 1.200 votos contra 390 del viejo sindicato.

Una votación similar tuvo lugar a finales de febrero en otra ciudad fronteriza, Matamoros, que ha sido escenario de muchas batallas de sindicatos independientes. Los empleados en la planta ensambladora de autopartes Tridonex, operada por una firma estadunidense, en Matamoros, cercana a Brownsville, Texas, votó abrumadoramente a favor de que un sindicato independiente los represente.

En Matamoros, las batallas laborales comenzaron en 2019 con una huelga multitudinaria de unos 25.000 trabajadores en 48 plantas ensambladoras en la ciudad fronteriza. El movimiento consiguió aumentos salariales de 20% en todas las 48 maquiladoras en Matamoros. También obtuvo un bono de una sola vez equivalente a unos 1.685 dólares al tipo de cambio actual.

Asimismo en febrero, los trabajadores en una planta de GM en Silao, Guanajuato, votaron a favor de expulsar a la CTM, de la vieja guardia, y reemplazarla con un sindicato independiente.

Este tipo de votaciones, aunque están muy diseminadas y son pocas en número, podrían a la larga frenar la salida de puestos de trabajo del sector industrial de Estados Unidos en dirección a México, a medida que se vuelva difícil para los empleadores conseguir bajos salarios con la firma de contratos de “protección” con sindicatos de la vieja guardia.

Muchos trabajadores en México tienen ingresos equivalentes a entre 10 y 15% del que se paga en Estados Unidos por trabajos similares.

Las recientes reformas en las leyes laborales mexicanas prevén que todos los empleados tienen el derecho a decidir mediante voto secreto qué sindicato los representará.

Tags

Lo Último

Te recomendamos