Mundo

Nueva Orleans reubica a inquilinos de viviendas en riesgo

NUEVA ORLEANS (AP) — Nueva Orleans está pagando para reubicar a todos los residentes de un complejo de apartamentos en bancarrota donde la gente dijo que la negligencia del propietario los obligó a vivir en condiciones insalubres con moho, roedores y una tubería rota que arrojaba aguas residuales.

La inusual decisión comenzó la semana pasada y se prevé que su implementación se lleve unas dos semanas. Una vez que todos los residentes de Oakmont Apartments se vayan, el complejo de 336 unidades se vaciará y se acordonará hasta que se resuelvan las infracciones a las normas vigentes y a la seguridad, dijo la alcaldesa LaToya Cantrell.

“Las condiciones de los Oakmont Apartments se han vuelto inseguras e insalubres para los residentes debido a la negligencia y a la falta de preocupación del propietario por sus inquilinos”, dijo Cantrell la semana pasada. “Es imperativo que abordemos este problema de frente y reubiquemos a los inquilinos en viviendas alternativas seguras de inmediato”.

El ayuntamiento indicó que planea poner a los inquilinos en hoteles hasta por tres meses mientras los “navegadores de viviendas” buscan apartamentos asequibles, informó el periódico The Times-Picayune/The New Orleans Advocate. La Autoridad de Vivienda de Nueva Orleans y la organización sin fines de lucro Unity of Greater New Orleans se encuentran entre los involucrados.

Oakmont es el más grande de cinco complejos de apartamentos de Nueva Orleans que el propietario Joshua Bruno colocó bajo protección gubernamental por bancarrota en enero para evitar la ejecución hipotecaria. Bruno no ha comentado sobre la decisión de la ciudad.

Bruno dice que ha gastado millones de dólares en arreglar propiedades en declive, sólo para ver que las condiciones empeoraron con la pandemia de coronavirus y los daños causados por el huracán Ida el 29 de agosto. También culpó a la empresa hipotecaria Fannie Mae de demorar los pagos del seguro en medio de un pleito de ejecución hipotecaria.

Fannie Mae ha argumentado que no se puede confiar en Bruno para administrar Oakmont. Si bien los residentes viven en la miseria, él ha transferido millones de dólares de Oakmont y otras propiedades durante el último año a varias entidades que controla, alega la empresa prestamista. Algunos residentes y activistas le han pedido al juez federal de bancarrotas Meredith Grabill que le quite el control a Bruno y nombre a un fideicomisario para que las administre. Se llevará a cabo una audiencia el 23 de mayo.

Tags

Lo Último

Te recomendamos