Mundo

Malí.- Togo acepta mediar entre la junta militar de Malí y la comunidad internacional para intentar solucionar la crisis

El Gobierno de Togo ha anunciado su disposición a jugar un papel de mediación entre la junta militar de Malí y la comunidad internacional, tras las duras sanciones impuestas a Bamako por la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) por el aplazamiento de las elecciones previstas para febrero a raíz de los golpes de Estado de agosto de 2020 y mayo de 2021.

MADRID, 5 (EUROPA PRESS)

El Gobierno de Togo ha anunciado su disposición a jugar un papel de mediación entre la junta militar de Malí y la comunidad internacional, tras las duras sanciones impuestas a Bamako por la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) por el aplazamiento de las elecciones previstas para febrero a raíz de los golpes de Estado de agosto de 2020 y mayo de 2021.

El anuncio ha sido realizado tras una visita oficial de una delegación maliense a Lomé, encabezada por el ministro de Exteriores de Malí, Abdoulaye Diop, quien ha afirmado a través de su cuenta en la red social Twitter que habían pedido a Togo que «facilitara un diálogo con la comunidad internacional para encontrar soluciones a la crisis maliense».

En respuesta, su homólogo togolés, Robert Dusesy, ha respondido por esta misma vía, citando el mensaje de Diop: «Confirmo que el presiente, Faure Gnassingbé, y el Gobierno de Togo están preparados para facilitar un diálogo fructífero entre Malí y la comunidad internacional».

Togo ha mantenido una postura relativamente equidistante desde el inicio de la crisis y se ha negado a imponer sanciones excesivamente duras contra Bamako, mientras que el propio Gnassingbé viajó en enero a Malí –uno de los pocos líderes regionales en dar este paso– para reunirse con el líder de la junta militar, Assimi Goita.

La junta maliense anunció el 22 de abril la puesta en marcha de un plan de transición de dos años que supuestamente desembocará en elecciones, tras los retrasos en el proceso tras las asonadas de agosto de 2020, que derrocó al entonces presidente, Ibrahim Boubacar Keita, y la de mayo de 2021, que derribó a las autoridades de transición y alzó definitivamente a Goita al poder.

La CEDEAO había reclamado a la junta que limite la transición a un periodo de entre doce y 16 meses, tras lo que Bamako anunció la creación de un «grupo de diálogo» con la CEDEAO, la Unión Africana (UA) y Naciones Unidas para encontrar una solución a las demandas de la comunidad internacional y adoptar un calendario consensuado.

Recomendados:

DV Player placeholder

Tags


Lo Último