Mundo

Hong Kong detiene al cardenal Joseph Zen por supuesta confabulación y más tarde lo libera bajo fianza

Estados Unidos, la Unión Europea y el Vaticano trasladan su preocupación por la situación

Estados Unidos, la Unión Europea y el Vaticano trasladan su preocupación por la situación

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

Las autoridades de Hong Kong han detenido este miércoles al cardenal Joseph Zen, obispo emérito de la Diócesis Católica de la región, por connivencia con fuerzas extranjeras y más tarde lo ha puesto en libertad bajo fianza.

El Departamento de Seguridad de Hong Kong ha detenido junto a Zen a la abogada Margaret Ng, la cantante Denise Ho y el estudioso Hui Po-Keung, todos ellos acusados de haber conspirado haber mantenido contactos con fuerzas extranjeras, algo que la región considera un peligro para la seguridad nacional.

Los aprehendidos están acusados de violar la Ley de Seguridad de Nacional, si bien es cierto que, más tarde, todos ellos han sido puestos en libertad bajo fianza a la espera de que avance la investigación, según ha informado la radiotelevisión hongkonesa RTHK.

Las autoridades consideran que todos ellos han mantenido contactos con organizaciones extranjeras para impulsar sanciones contra la Región Administrativa de Hong Kong bajo el conocido como Fondo de Apoyo Humanitario 612, ya disuelto.

Además, el Gobierno regional han emitido un aviso para que los acusados entreguen sus documentos de identidad con el fin de evitar su posible huída del territorio.

REACCIONES INTERNACIONALES

Desde Estados Unidos, la subsecretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, había hecho un llamamiento a las autoridades hongkonesas para que liberasen «de inmediato» a Zen y el resto de detenidos. Jean-Pierre ha tildado la aprehensión de los cuatro activistas como un «ataque a los defensores de Hong Kong».

En la misma línea, el Alto Representante de la Unión Europea para la Política Exterior, Josep Borrell, ha publicado un mensaje en su perfil de la red social Twitter donde ha reconocido estar sigueindo «con gran preocupación» estos acontecimientos.

«Deben respetarse las libertades fundamentales, tal como están garantizadas en la Ley Básica de Hong Kong y en la Declaración Conjunta Sino-Británica», ha expresado Borrell.

En los mismos términos se ha manifestado el director de la Oficina de Prensa del Vaticano, Matteo Bruni, quien ha reconocido ver con «preocupación» la noticia y ha apuntado que sigue «con extrema atención la evolución de la situación».

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos