Mundo

Sri El presidente de Sri Lanka promete nombrar un nuevo gobierno antes de final de semana

El presidente de Sri Lanka, Gotabaya Rajapaksa, ha prometido este miércoles nombrar un nuevo gobierno antes de final de semana, después de que este lunes su hermano y primer ministro, Mahinda Rajapaksa, presentara su renuncia en un intento por apaciguar las protestas que desde hace meses se han extendido por toda la isla.

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

El presidente de Sri Lanka, Gotabaya Rajapaksa, ha prometido este miércoles nombrar un nuevo gobierno antes de final de semana, después de que este lunes su hermano y primer ministro, Mahinda Rajapaksa, presentara su renuncia en un intento por apaciguar las protestas que desde hace meses se han extendido por toda la isla.

«Trabajaré con todos los líderes de los partidos para lograr la estabilidad política. Estoy tomando medidas para formar un nuevo gobierno para controlar la situación y evitar que el país caiga en la anarquía», ha asegurado.

Rajapaksa ha prometido durante un discurso televisado presentar enmiendas a la Constitución con las que dotar de mayor poder de decisión al Parlamento, así como a trabajar con todas las fuerzas políticas para garantizar la estabilidad política y defender la seguridad del país, que vive su mayor crisis económica y social desde que se desprendió del yugo colonial británico en 1948.

Las protestas se han estado sucediendo con especial insistencia en las últimas semanas, produciéndose enfrentamientos entre los centenares de manifestantes y las fuerzas del orden, a las que se otorgó de mecanismo especiales bajo el estado de emergencia para poder hacer frente a esta situación.

Rajapaksa ha condenado «enérgicamente» la violencia que se ha desatado desde entonces y ha señalado que «la serie de asesinatos, agresiones, intimidaciones y destrucción de bienes que siguieron no pueden justificarse».

A pesar del toque de queda impuesto hace unos días las protestas han continuado y ya son al menos 260 las personas que han tenido que ser ingresadas a consecuencia de las heridas sufridas durante los choques con las fuerzas del orden, ocho personas han muerto, entre ellas un diputado, mientras que centenares de vehículos y edificios han sido vandalizados.

«La principal responsabilidad del Gobierno es garantizar la seguridad de todos los ciudadanos. Por lo tanto, se ha ordenado a las Fuerzas Armadas y a la Policía que hagan cumplir estrictamente la ley contra los alborotadores», ha señalado el presidente en su discurso, recogido por el diario ceilandés ‘Daily Mirror’.

Al mismo tiempo, Rajapaksa ha contado que ha oído las demandas de algunos grupos que solicitan la abolición del sistema presidencialista y se ha comprometido a dar «la oportunidad de discutir con todos y trabajar en este sentido» una vez el nuevo gobierno logre estabilizar la situación.

Horas antes de que Rajapaksa se dirigiera al país, su hermano Mahinda ha tenido que ser trasladado a la base naval de Trincomalee (noreste) por motivos de seguridad en plena ola de disturbios.

Durante esta misma jornada, la principal fuerza de la oposición, el Partido de los Pueblos Unidos (UPP), ha presentado su propuesta para ocupar de manera interina el gobierno, si bien implica también la marcha del presidente Rajapaksa.

La omnipresente familia Rajapaksa ha ocupado durante décadas puestos de importancia política y empresarial dentro de la pequeña isla y es vista por sus opositores como la principal responsable de esta aguda crisis económica representada en las largas colas para adquirir combustible o en la subida de los precios de los productos básicos por la escasez de los mismos.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos