Mundo

Presidente argentino y opositora aún disputan difamación

El presidente argentino Alberto Fernández y la dirigente opositora Patricia Bullrich profundizaron el martes su enfrentamiento ante la justicia luego de que ella se negara a retractarse de sus dichos acerca de que el gobierno intentó obtener un soborno para concretar la llegada de la vacuna de Pfizer, lo que le ha acarreado una demanda por supuesta difamación.

Fernández y Bullrich acudieron a una audiencia de conciliación en el marco de la demanda que el presidente entabló contra la dirigente del derechista Partido Republicano (PRO) luego de que en 2021 ella afirmara que funcionarios del gobierno habían pretendido un “retorno” en medio de las tratativas para obtener la vacuna contra el nuevo coronavirus del laboratorio estadounidense y que el presidente estaba al tanto.

Ambos -fuertemente enfrentados en la arena política- no se cruzaron en la audiencia ante el juez Luis Sáenz y se mantuvieron en sus posturas originales. Ante la negativa de la exministra de Seguridad del gobierno de Mauricio Macri (2015-2019) de retractarse de sus declaraciones, la demanda que afronta por supuesta difamación -que incluye la exigencia de un pago de 100 millones de pesos (unos 800.000 dólares) al mandatario- seguirá su curso.

Al explicar por qué no hubo careo entre ambos, Gregorio Dalbón, abogado del mandatario, dijo que «al no venir a retractarse (Bullrich), ¿para qué se iban a ver? ¿Qué sentido tenía? La única motivación es la de querer degradarlo”.

El mandatario pretende que Bullrich se retracte de sus dichos o pague los daños a su honor causados por sus afirmaciones y ese dinero sería donado al sistema de salud, según Dalbón.

A la salida del tribunal, la dirigente política dijo que Fernández se intentó esconder “en un cuartito guardado”. «Lamentablemente no pude decirle en la cara lo que venía a decirle”, agregó.

Bullrich sostuvo a un canal de televisión que durante las negociaciones con directivos de Pfizer para adquirir las vacunas, el entonces ministro de Salud, Ginés González García, intentó obtener un “retorno” y el presidente «no lo ignoraba”. Fernández, el exministro de Salud y el laboratorio desmintieron a la exministra.

Las primeras vacunas de Pfizer llegaron en septiembre de 2021 después de largas y farragosas negociaciones con el laboratorio y controversias políticas. El acuerdo se selló luego de los cambios efectuados por el gobierno en una legislación que era resistida por el laboratorio estadounidense.

Según el abogado de Fernández, la disputa con Bullrich podría demorar años en resolverse. Próximamente, y en el marco del avance de la demanda, las partes que integran el expediente deberán aportar pruebas, como los testimonios de terceras personas.

Tags

Lo Último

Te recomendamos