Mundo

El PMA alerta de que podría quedarse sin fondos en un mes ante el empeoramiento de la crisis humanitaria

Etiopía acusa al TPLF de bloquear los vuelos de ayuda humanitaria al aeropuerto de Mekelle

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) ha alertado este jueves de que podría quedarse sin fondos en un mes ante el empeoramiento de la crisis humanitaria en Etiopía a causa del conflicto, el cambio climático y el aumento de los precios de los productos básicos.

El organismo ha indicado que el país podría sufrir una "crisis de desnutrición" por la "grave falta" de financiación para las operaciones de ayuda y ha advertido de que el dinero destinado al tratamiento de más de 1,4 millones de mujeres y niños gravemente desnutridos en el norte del país "se está agotando rápidamente".

Entre enero y abril, el PMA pudo dar ayuda únicamente a 560.000 de los 1,4 millones de personas a los que esperaba dar apoyo, un 40 por ciento, mientras que las raciones han tenido que ser recortadas para más de 700.000 refugiados en el país a causa de la falta de fondos.

De esta forma, los refugiados reciben únicamente el 50 por ciento de los requisitos nutricionales mínimos, en un momento en el que el organismo espera alcanzar a más de once millones de personas durante los próximos seis meses, para lo que necesitaría cubrir un agujero de 470 millones de dólares (cerca de 448 millones de euros).

Así, ha detallado que más de trece millones de personas necesitan ayuda en las regiones de Tigray, Amhara y Afar, el norte de Etiopía, a causa del conflicto desatado en noviembre de 2020 entre el Ejército y el Frente Popular para la Liberación de Tigray (TPLF), mientras que 7,4 millones de personas pasan hambre en el sur y el sureste del país a causa de la sequía.

El PMA ha reconocido que los suministros humanitarios llevan dos meses llegando a Tigray tras el anuncio de una tregua, con más de 100.000 toneladas de comida entregadas por el organismo desde el 1 de abril, si bien ha lamentado que las entregas de combustible no estén fluyendo al mismo ritmo, lo que socava las operaciones.

Por otra parte, ha argumentado que los efectos de la guerra entre Ucrania y Rusia incrementarán la crisis de seguridad alimentaria en Etiopía, donde tres cuartas partes del trigo que obtienen el Gobierno y el PMA deriva de estos dos países, lo que podría elevar aún más los precios.

El Ejecutivo etíope ha denunciado este mismo jueves que el TPLF bloquea los vuelos de ayuda al aeropuerto de la capital de Tigray, Mekelle, y ha subrayado que el grupo usa a la población de la región como "un arma de propaganda", según ha informado la cadena de televisión etíope Fana.

El conflicto en Etiopía estalló en noviembre de 2020 tras un ataque del TPLF contra la principal base del Ejército, situada en Mekelle, tras lo que el primer ministro, Abiy Ahmed, ordenó una ofensiva contra el grupo tras meses de tensiones a nivel político y administrativo. En la actualidad hay en vigor una "tregua humanitaria", si bien ambas partes se han acusado de impedir la entrega de ayuda.

El TPLF acusa a Abiy de azuzar las tensiones desde su llegada al poder en abril de 2018, cuando se convirtió en el primer oromo en acceder al cargo. Hasta entonces, el TPLF había sido la fuerza dominante dentro de la coalición que gobernó Etiopía desde 1991, el Frente Democrático Revolucionario del Pueblo Etíope (EPRDF), sustentada en las etnias. El grupo se opuso a las reformas de Abiy, que consideró como un intento de socavar su influencia.

Tags

Lo Último

Te recomendamos