Mundo

Aumentan a cinco los muertos por la represión de movilizaciones contra las autoridades militares de Sudán

Las autoridades cortan el acceso a Internet de cara a una nueva jornada de protestas

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

Al menos cinco manifestantes han muerto este miércoles a causa de la represión de una nueva jornada de protestas contra las autoridades militares de Sudán, movilizaciones que se suceden desde el golpe de Estado de octubre de 2021, que derribó al Gobierno de transición.

El Comité Central de Doctores de Sudán ha indicado en un mensaje en su cuenta en la red social Twitter que una quinta persona, aún sin identificar, ha fallecido tras ser alcanzada por una bala en la cabeza en la ciudad de Jartum.

Poco antes, ha emitido un primer comunicado en el que ha afirmado que "dos civiles no identificados" han muerto en la localidad de Omdurman, así como otros dos, aún sin identificar, que han fallecido, sin dar más detalles.

"Mientras los sudaneses se preparan para la 'Marcha del Millón' del 30 de junio y los pacíficos revolucionarios se preparan para derribar la fortaleza de los golpistas, las fuerzas del golpe revelaron su moral y no dudaron a la hora de usar la violencia", ha denunciado.

Así, el organismo ha detallado que el número de muertos por la represión de las manifestaciones ha ascendido a 108, al tiempo que ha hecho hincapié en que "los mártires siguen siendo bandera de la gloriosa revolución de diciembre (de 2018) y quedarán inmortalizados en la Historia".

Durante la jornada, las autoridades han cortado el acceso a Internet en el país de cara a las manifestaciones de este jueves, según ha denunciado la organización NetBlocks, que ha detallado a través de su página web que las alteraciones en el servicio han empezado a las 8.00 horas (hora local).

"El incidente llega en medio de la salida a la calle de manifestantes para pedir un gobierno civil en oposición a la junta militar que se hizo con el poder en el golpe de octubre de 2021", ha dicho, antes de agregar que los datos de red muestran que las restricciones afectan a "múltiples proveedores de Internet en telefonía móvil y fija, incluido el operador estatal Sudatel".

En este sentido, NetBlocks ha destacado que se trata de "un patrón consistente con una alteración intencionada del servicio que corrobora los informes de usuarios sobre la caída del servicio en múltiples ciudades". "La conectividad nacional está al 17 por ciento de los niveles habituales", ha señalado.

"Las restricciones impactan a muchos usuarios de Internet en Sudán y es probable que limiten de forma significativa la cobertura de los hechos sobre el terreno", ha explicado, al tiempo que ha recordado que "la junta militar ha usado una variedad de técnicas para silenciar a voces opositoras, incluidas las alteraciones en la red, las restricciones en redes sociales y los bloqueos de telecomunicaciones desde octubre de 2021".

Por otra parte, las autoridades sudanesas convocaron el miércoles al enviado de Naciones Unidas en Sudán, Volker Perthes, para protestar por sus recientes declaraciones en las que pedía a las fuerzas de seguridad "respetar la libertad de expresión y el derecho de asamblea" y "evitar el uso excesivo de la fuerza" contra los manifestantes.

El subsecretario del Ministerio de Exteriores sudanés, Dafalá al Haj Alí, trasladó al jefe de la Misión Integrada de Asistencia para la Transición de Naciones Unidas en Sudán (UNITAMS) que Jartum está "insatisfecho" por sus palabras y ha reiterado que suponen una declaración "preconcebida" sobre la actuación de las fuerzas de seguridad.

En este sentido, Al Haj Alí incidió en que las palabras son "inaceptable" debido a que suponen "un prejuicio sobre la soberanía nacional", al tiempo que destacó que las autoridades sudanesas "respetan la libertad de expresión y de manifestación pacífica", tal y como ha recogido la agencia estatal sudanesa de noticias, SUNA.

Las protestas continúan en medio de los contactos entre las autoridades militares, encabezadas por el jefe del Ejército y presidente del Consejo Soberano de Transición, Abdelfatá al Burhan, y las organizaciones políticas y civiles opositoras para intentar solucionar la crisis.

El golpe de Estado de octubre derivó en la destitución del primer ministro civil, Abdalá Hamdok, si bien las presiones internacionales derivaron un acuerdo para restituirle en el cargo en noviembre, lo que provocó que perdiera apoyo entre las fuerzas opositoras y revolucionarias.

Sin embargo, Hamdok presentó su dimisión en enero en protesta contra la represión de las movilizaciones y después de que las autoridades militares expulsaran del Ejecutivo a diversas agrupaciones civiles argumentando que actuaban contra los intereses del Estado.

Las autoridades de transición fueron instauradas tras un acuerdo entre la junta militar anterior, surgida tras el golpe de Estado de 2019 contra Omar Hasán al Bashir, y diversas organizaciones civiles y formaciones políticas opositoras. Este Gobierno había iniciado una batería de reformas sociales y económicas y ha alcanzado un acuerdo de paz con importantes grupos rebeldes de Darfur y otras zonas del país.

Tags

Lo Último

Te recomendamos