Mundo

CICR expresa su preocupación por los cientos de millones de personas que corren riesgo de sufrir hambre

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) ha expresado este martes su preocupación por los cientos de millones de personas que corren riesgo de sufrir hambre a niveles críticos en los próximos meses ante el aumento de la pobreza extrema, la desigualdad y la inseguridad alimentaria, sobre todo en algunas zonas de África y Oriente Medio, a raíz de perturbaciones en los sectores alimentario, energético y financiero.

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

"Los conflictos armados, la inestabilidad política, el impacto climático y los efectos secundarios de la pandemia de la COVID-19 han debilitado las capacidades de sobrellevar perturbaciones y recuperarse de ellas. Los efectos colaterales del conflicto armado en Ucrania han empeorado una situación de por sí crítica", ha alertado el director general del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), Robert Mardini.

El conflicto en Ucrania ha contribuido a un aumento pronunciado en los precios del combustible, los fertilizantes y los alimentos a nivel mundial.

"La situación es urgente, y nuestro margen temporal se reduce cada vez más. A menos que emprendamos iniciativas concertadas y colaborativas, corremos el riesgo de que la crisis humanitaria se vuelva irreversible y el costo humano alcance niveles impensables", ha agregado Mardini.

Estas consecuencias se padecen con más intensidad en lugares que ya atraviesan crisis humanitarias y están devastados tras décadas de guerra o inestabilidad, entre ellos, países en los cuales el CICR mantiene algunas de sus operaciones de mayor escala, como Siria, Yemen, Malí, Etiopía, Somalia y Afganistán.

En concreto, el organismo ha remarcado que la población infantil se ve afectada de manera desproporcionada por las crisis alimentarias, y que es posible que en las próximas semanas aparezcan más imágenes de niños en estado de desnutrición.

En Somalia, por ejemplo, el número de niños menores de cinco años con malnutrición aguda grave y complicaciones médicas asociadas que se ha registrado en los centros de estabilización a cargo del CICR ha aumentado casi un 50 por ciento en comparación con el mismo período del año pasado, según la organización.

Los precios de los cereales en África se han disparado tras la caída de las exportaciones desde Ucrania, circunstancia que profundiza los efectos de los conflictos armados y del cambio climático.

En Yemen, tras años de guerra civil, más del 50 por ciento de la población --16 millones de personas, como mínimo-- se halla en una situación de inseguridad alimentaria aguda.

Por ello, el CICR ha hecho un llamamiento a la acción en conflictos armados para satisfacer las necesidades básicas de la población, financiamiento para atender a la crisis alimentaria y satisfacer todas las necesidades que requiere movilizar la ayuda humanitaria.

"Mantenemos nuestro compromiso de responder a estas emergencias, pero los actores humanitarios no pueden atenderlas por sí solos. Todos los miembros de la comunidad internacional tenemos que redoblar nuestros esfuerzos colectivos mediante una acción adecuada a las particularidades de cada caso. Es una responsabilidad compartida. Hay muchas vidas y mucho sufrimiento en juego", ha subrayado Mardini.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos