Noticias

Oceanus se convertirá en el primer buque de investigación autónomo de largo alcance del mundo

Metro averigua cómo se está preparando la construcción de un barco con “capitán” de Inteligencia Artificial y otras características de vanguardia para ampliar nuestra comprensión de las áreas clave de la investigación marina

Los océanos son algunas de las zonas menos exploradas del mundo. En la actualidad, la mayor parte de los muestreos que se realizan allí se llevan a cabo mediante viajes de investigación totalmente tripulados o mediante boyas de datos amarradas y dispositivos autónomos más pequeños.

Aunque siguen siendo importantes para fines de validación y tareas más complejas, los viajes de investigación son caros, suponen un reto logístico y tienen una huella medioambiental, mientras que los dispositivos autónomos más pequeños tienen un alcance limitado.

Por ello, el Laboratorio Marino de Plymouth presentó recientemente el diseño del primer buque autónomo de largo alcance del mundo, con el objetivo de inaugurar una nueva era de oceanografía sin red y de investigación marina internacional avanzada.

Diseñado principalmente para realizar el viaje de muestreo transatlántico desde el Reino Unido hasta las Malvinas, Oceanus transportará carga científica avanzada y utilizará la última tecnología de Inteligencia Artificial para ayudar a navegar por el mejor camino hasta su destino, con información en tiempo real sobre las previsiones meteorológicas y otros datos marinos.

“Lo que realmente intentamos hacer es reunir todo esto y, en el espíritu de Plymouth -que es reconocido como un centro internacional de investigación y exploración marina-, desarrollar un buque que pueda llevar a cabo expediciones de investigación transatlánticas de una manera radicalmente más sostenible, aumentando la amplitud y el alcance del trabajo que podemos realizar”, explicó a Metro Icarus Allen, director ejecutivo del Laboratorio Marino de Plymouth.

La idea del buque nació a raíz del barco autónomo Mayflower, también desarrollado y construido en Plymouth por M Subs Ltd y socios como IBM. El nombre del barco, Oceanus, es el del primer niño nacido en el Mayflower original en 1620.

Metro habló con Icarus Allen para saber más.

“Los viajes de exploración que emprenderá el RV Oceanus se ven igualados en intensidad por el viaje tecnológico paralelo para hacer realidad una nueva era en la ciencia del clima, con un menor coste fiscal y ecológico”.

—  Brett A Phaneuf, director general de M Subs Ltd

23.5

Metros de longitud que mide el Oceanus.

Principales características del Oceanus:

-Motor diesel de bajo consumo.

-Dispositivos de generación de microenergía a bordo.

-Paneles solares en cubierta.

-Bajo consumo de combustible en comparación con los buques de investigación tripulados tradicionales.

-Transporta carga científica avanzada.

-Utiliza la última tecnología de IA para ayudar a navegar por el mejor camino.

Entrevista

Icarus Allen, director ejecutivo del Laboratorio Marino de Plymouth

P: ¿En qué se inspiró para desarrollar el Oceanus?

- El Oceanus es un concepto en el que hemos estado trabajando durante un par de años y realmente surgió de la idea de cómo podríamos revolucionar la forma de impartir la ciencia marina mediante el uso de tecnologías avanzadas.

P: ¿Cuáles son los principales objetivos de este buque?

- Como científicos marinos, nos esforzamos por mejorar nuestra comprensión del océano y de los cambios que se están produciendo en él. El océano se enfrenta a enormes desafíos y es vital que tengamos tantas pruebas como sea posible para apoyar las decisiones sobre cómo protegerlo y gestionarlo de forma sostenible. El Oceanus se ha diseñado específicamente para aprovechar al máximo el espacio disponible, de modo que pueda transportar una enorme gama de sensores e instrumentos avanzados, proporcionándonos así un nivel de datos e información sin precedentes, y permitiendo también la validación de los datos recibidos de los satélites. En última instancia, esto mejorará en gran medida nuestra comprensión fundamental de cosas como el cambio climático y los efectos del carbono en el océano, la biodiversidad, los gases, los ciclos biogeoquímicos y una serie de otras áreas clave de investigación marina.

P: ¿Cómo funciona Oceanus?

- Una vez embarcado, el sistema informático de a bordo -un “capitán” de IA- tomará el relevo y navegará hasta el destino deseado. Estará repleto de sensores, radares y cámaras que le permitirán percibir su entorno y, combinado con datos meteorológicos, cartas náuticas y GPS, podrá tomar decisiones inteligentes, por ejemplo, evitar otros buques y peligros o ajustar su ruta para evitar el mal tiempo.

P: ¿Qué le depara el futuro a Oceanus?

- Actualmente estamos explorando oportunidades de apoyo y financiación para pasar a la fase de construcción, que tardaría unos dos años en completarse.  En principio, queremos reproducir el Atlantic Meridional Transect (AMT), que realiza investigaciones oceanográficas biológicas, químicas y físicas durante un viaje anual entre el Reino Unido y destinos en el Atlántico Sur. El AMT permite a los científicos realizar observaciones en mar abierto en una amplia franja de latitud, incluidas zonas de las que raramente se toman muestras, y los datos recogidos han servido de base a cientos de importantes artículos científicos. El uso de un barco autónomo nos permitiría recoger aún más datos en una zona mucho más amplia y durante más tiempo que nunca.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos