Mundo

Camacho-Quinn, bronce en 100 con vallas; Amusan, 2 récords

EUGENE, Oregon (AP) — Hace aproximadamente un año, le dio a Puerto Rico su segunda presea de oro en la historia de los Juegos Olímpicos. Ahora, es la primera mujer de la isla que sube al podio en un Mundial de atletismo.

En una competición durísima que incluyó dos récords mundiales por parte de la rival que se llevó el oro.

Paree que Jasmine Camacho-Quinn cumplió con la misión de enorgullecer a los habitantes de la tierra de donde es originaria su madre.

La boricua, nacida en Estados Unidos, rescató el bronce el domingo en los 100 metros con vallas, que deparó un actuación asombrosa por parte de la nigeriana Tobi Amusan.

En la semifinal, Amusan quebró el récord mundial, al parar el reloj en 12,12 segundos. La marca fue por demás efímera.

Un par de horas después, la velocista nigeriana, cuarta en los Juegos Olímpicos del año pasado, mejoró su hazaña con 12,06.

La jamaiquina Britany Anderson cruzó la meta en 12,23 y Camacho-Quinn quedó una milésima de segundo detrás.

En la antesala del Mundial, Camacho-Quinn había advertido que una de sus misiones principales era lidiar con la presión, para seguir aportándole medallas a Puerto Rico, la isla de donde es originaria su madre.

El domingo, resistió quizás a la mejor carrera de esta modalidad en la historia, en su primera participación dentro de un Mundial —se perdió la cita en Doha 2019 por una lesión.

Tags

Lo Último

Te recomendamos