Noticias

“Alimentos mágicos y milagrosos no existen”, alerta especialista contra la comida rápida

Estrés oxidativo, mala respuesta inmune y afectaciones demenciales son algunas de las consecuencias de la ingesta de comida rápida

Si únicamente se consume la comida rápida, el cuerpo comenzará a sufrir cambios metabólicos que se manifestarán en sobrepeso y obesidad, alerta la especialista de la Escuela Superior de Medicina (ESM) del Instituto Politécnico Nacional (IPN), Elizabeth Karina Piña Morán.

Te interesa: Por obesidad y tatuajes aspirantes no ingresan a la Guardia Nacional

Es prioritario reducir el consumo de la comida rápida, advierte la Piña, por ser ultraprocesada, alta en sodio, grasas saturadas, carbohidratos y azúcares simples; además, carece de fibra y potasio, un mineral esencial para la correcta función de nervios, músculos, riñones y ritmo cardiaco.

La especialista reconoció que las exigencias de la vida actual dificultan la planeación de una buena dieta; por ello, una gran cantidad de mexicanos opta por la comida rápida, la cual se caracteriza por ser accesible, conveniente, práctica, económica y con un sabor diseñado para ser agradable al paladar.

Durante la ponencia “Alimentación saludable desde el punto de vista médico”, impartida en el Centro de Investigaciones Económicas, Administrativas y Sociales (Ciecas), Piña Morán explicó los efectos de la ingesta de estos alimentos.

Ve además: Viaja, diviértete, conoce y ahorra en Laredo Texas

“El tejido adiposo se altera, inflama y genera estrés oxidativo por la presencia de radicales libres que, con el transcurso del tiempo, provocarán enfermedades como diabetes, hipertensión, problemas cardiacos e hígado graso, condición que dificulta realizar adecuadamente sus funciones”, detalló la especialista.

Agregó que los radicales libres tienen la capacidad de afectar al núcleo de las células, en donde se encuentra la información genética (ADN) y suelen provocar mutaciones, expresión o inhibición de genes que lesiona a las células, y esto aumenta la producción de mediadores de la inflamación y provoca una reacción en cadena.

Esto implica que “una inflamación general de cuerpo puede desembocar en altos niveles de estrés oxidativo, mala respuesta inmune y afectaciones demenciales a causa de la neuroinflamación”, agregó.

Puedes ver: OMS asegura que la obesidad alcanza proporciones epidémicas

Hay alimentos enriquecidos con minerales, vitaminas, proteínas, reconoció Piña, pero ninguno va a cubrir todos los requerimientos del cuerpo humano, porque la dieta debe ser completa, variada, suficiente, equilibrada y debe incluir todos los grupos alimenticios del Plato del Buen Comer, detalló.

En conclusión, la especialista en Nutrición y Bariatría Clínica por el Instituto de Enseñanza de Salud en México recordó que no hay alimentos mágicos ni milagrosos.

Tags

Lo Último

Te recomendamos