Mundo

Truss y Sunak enfrentan sus políticas fiscales en el primer debate de cara a liderar el Partido Conservador

La ministra de Exteriores británica, Liz Truss y el exministro de Hacienda de Reino Unido Rishi Sunak, los dos candidatos a suceder a Boris Johnson en la jefatura del Gobierno británico, se han enfrentado este lunes en un primer debate, televisado en la BBC, y que se ha centrado principalmente en la economía y la política fiscal.

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

El próximo 5 de septiembre, unos 200.000 militantes del partido están llamados a votar en las elecciones para elegir al nuevo líder conservador y por consiguiente el nuevo primer ministro británico. Según una encuesta de YouGov, entre 730 miembros del Partido Conservador, un 62 por ciento declararon su voto por Truss y un 38 por ciento a favor de Sunak, según recogió el pasado viernes Bloomberg.

Durante el debate, mientras que el extitular de Hacienda británico ha defendido no bajar los impuestos hasta que la inflación esté bajo control, Truss ha apostado por una respuesta "de inmediato", revirtiendo la subida de algunos impuestos e introduciendo una "moratoria temporal" en el impuesto verde sobre las facturas de energía, tal y como ha recogido 'The Guardian'.

La ministra de Exteriores de Reino Unido ha argumentado que una subida de los impuestos en este momento dañaría la economía y llevaría al país a una recesión, y ha defendido "actuar cuanto antes" para aliviar el peso que sufren las familias para poder pagar la comida y la energía.

Asimismo, Truss ha anunciado un plan de crecimiento económico con el que se revertiría una polémica subida reciente de las cotizaciones a la seguridad social, además de un plan para que el Gobierno de Reino Unido empezara a pagar la deuda en tres años, tal y como ha recogido 'The Independent'.

Por su parte, Sunak ha asegurado que los recortes de impuestos que pretende introducir su rival dejarían un agujero de 40.000 millones de libras (47.000 millones de euros) en las arcas públicas, y ha subrayado que su plan ofrece soluciones a largo plazo para "curar" la crisis del costo de vida del Reino Unido. "Tenemos que controlar la inflación", ha expresado.

"Has prometido casi 40 mil millones de libras de recortes de impuestos no financiados, 40 mil millones más de préstamos (...) Esa es la tarjeta de crédito del país. Si no lo pagamos ahora, a la larga les costará mucho más a ustedes y a todos los que están viendo en casa", ha dicho Sunak, y ha detallado su intención de bajar impuestos "en el momento adecuado y sin comprometer servicios públicos".

Por otra parte, preguntados sobre si tendrían a Boris Johnson en su Ejecutivo, ambos candidatos han expresado un no, aunque con una contundencia dispar.

"Estoy seguro de que tendrá un papel. Estoy segura de que hablará, pero no formará parte del Gobierno", ha dicho la jefa de la diplomacia británica, enfatizando que ella había sido una de las primeras partidarias de Johnson.

Sin embargo, Truss ha asegurado que el aún 'premier' británico no querría un papel futuro en el Ejecutivo. "Necesita un merecido descanso", ha espetado.

Sunak ha sido más directo al responder a la cuestión: "La respuesta sencilla para mí es no".

Aún así, el extitular de Hacienda ha reconocido alguna de las "gestas" de Johnson, como al dar con una solución para el Brexit o su resultado en las últimas elecciones. "Al ofrecer una solución al Brexit y ganar unas elecciones es un 10 de 10, hay que reconocerle el mérito, probablemente nadie más podría haberlo hecho".

RELACIONES BRITÁNICAS CON CHINA

El segundo en las encuestas para suceder a Boris Johnson en el liderazgo del Partido Conservador, Rishi Sunak, ha utilizado los cambios de opinión de Truss para atacarla y quitarle autoridad.

En concreto, el exministro de Hacienda ha reprochado a su adversaria que defendiera que Reino Unido y China vivían "una época dorada" en sus relaciones bilaterales,

"Creo que eso fue hace casi una década", ha respondido la ministra de Exteriores de Reino Unido, rememorando que el Departamento del Tesoro que dirigía había pedido ahondar en las relaciones económicas y bilaterales hace tan solo un mes.

En este sentido, Sunak ha exigido una "postura más dura" con las empresas de tecnología como la aplicación de propiedad china TikTok.

"Tenemos que aprender los errores que cometimos de que Europa se volvió dependiente del petróleo y el gas rusos, no podemos permitir que eso suceda con China", ha subrayado.

TRUSS Y EL BREXIT

En otro momento del debate, Sunak ha aprovechado para atacar a su contricante recordándole que no estuvo en la campaña del Brexit, ya que Truss no se posicionó a favor en un principio.

"Solo uno de nosotros estaba en la campaña 'Leave'", ha reprochado Sunak a su rival, presumiendo además de haber estado "a favor del Brexit desde el primer día".

Por su parte, Truss ha reconocido el "error" de no haber apoyado el Brexit desde el principio, y se ha mostrado comprometida a hacer que la salida de la Unión Europa "sea un éxito".

UCRANIA Y RUANDA

Los dos candidatos han dado su respaldo total al plan de Boris Johnson para continuar con la política exterior en relación al aprovisionamiento de armas a Ucrania y a la deportación de los migrantes que cruzan el Canal de la Mancha a Ruanda.

Preguntada sobre si estarían dispuestos a desplegar la Royal Navy en el mar Negro para proteger los envíos de granos que salen de Ucrania, Truss ha subrayado que Reino Unido no está preparado para involucrase directamente en el conflicto, opinión que Sunak ha respaldado.

Asimismo, el exministro de Hacienda ha recalcado que Occidente "ha reunido algunos de los estándares económicos más sólidos que el mundo haya visto jamás", añadiendo que tanto él como Trus trabajaron juntos en el proyecto de sanciones más duras contra Rusia.

En cuanto a Ruanda, ambos candidatos a liderar el Partido Consevador han mostrado su apoyo a la estrategia de deportación a Ruanda del primer ministro británico.

"Haré lo que sea necesario para implementarlo", ha espetado Sunak. Truss ha mostrado estar de acuerdo: "Estoy decidida a llevar a cabo nuestra política en Ruanda".

Anteriormente, Truss ha anunciado su intención de aumentar el personal de primera línea de la Fuerza Fronteriza británica en un 20 por ciento, mientras se duplican los niveles de personal de la Fuerza Fronteriza Marítima, según recogió 'The Week'.

Sunak ha propuesto abordar la inmigración imponiendo un límite al número de refugiados que acepta Reino Unido, así como alojar a los inmigrantes que buscan asilo en barcos en desuso amarrados en todo el país en lugar de en hoteles, alegando su alto coste del asilo.

Tags

Lo Último

Te recomendamos