Mundo

Devuelven al Kurdistán los restos de cien kurdos secuestrados y asesinados por el régimen de Sadam Husein

Este domingo han sido enterrados en el Kurdistán iraquí un centenar de víctimas del conocido como genocidio Barzani, en referencia a 8.000 miembros de la tribu kurda Barzani que fueron secuestrados, enviados al sur de Irak y ejecutados por las autoridades del régimen del dictador Sadam Husein.

MADRID, 31 (EUROPA PRESS)

Los restos fueron hallados hace unas semanas en fosas comunes en el sur de Irak y han sido devueltos este sábado en avión a los montes Zagros, de donde eran originarios, para ser enterrados en tumbas anónimas sin que hayan sido identificados, informa la televisión kurda Rudaw.

En la ceremonia de enterramiento han estado presentes autoridades kurdas e iraquíes como el presidente de la región autónoma del Kurdistán, Nechirvan Barzani, o el líder del Partido Democrático del Kurdistán (PDK), Masud Barzani.

"Una vez más se reabren viejas heridas", ha declarado el líder del PDK en referencia al ataque del 31 de julio de 1983 en el que unos 8.000 kurdos de la tribu Barzani fueron sacados por la fuerza de sus casas y llevados al desierto del sur de Irak en castigo por la participación de la tribu en las revueltas kurdas contra el régimen iraquí.

Se llevaron fundamentalmente a hombres, pero también a niños, mujeres y ancianos cuyas fotografías han mostrado este domingo las familias de los desaparecidos. "Esta tragedia, esta profunda herida, no debe ser olvidada", ha añadido Barzani.

El primer ministro del gobierno del Kurdistán, Masrur Barzani, ha emitido un comunciado en el que ha reiterado su llamamiento a que el Estado iraquí indemnice a los supervivientes y familias de las víctimas. Hasta ahora se han recuperado 696 cuerpos de víctimas de la tribun Barzani, pero miles más continúan desaparecidos.

Este ataque contra la tribu Barzani se enmarca en la denominada campaña Anfal del régimen del Partido Baath para exterminar a los kurdos que se saldó con más de 182.000 muertos en la década de 1980 y que incluyó el uso de armas químicas contra población civil. El Tribunal Supremoi de Irak ha reconocido la campaña Anfal como un acto de genocidio, crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos